Logo cabecera desafío

Cerramos el año con un broche de oro: macarons de chocolate propuesto por mis queridas hermanas Camilni. Todo un reto de hacer… y es que a la dificultad de su realización se le suma la dificultad de las circunstancias que rodean la supervivencia de este blog. Estuve a punto de cerrar el blog, de poner un punto y final. Me apasiona la cocina, la fotografía y la escritura, pero dos niñas y un nuevo trabajo dejan poco espacio a la creatividad. Debatiéndome entre cerrar o no el blog estaba yo cuando en la primera reunión de padres que convoqué la primera semana de trabajar en un nuevo instituto, y por carambolas de la conversación comenté que tengo un blog. Pues bien, para mi sorpresa una de las madres es seguidora!!!!!!!! Desde aquí un saludo!!!!! Y eso me dio fuerzas para seguir. También recibí un chute de alegría cuando hace un par de días Marta, una profe de francés estupenda del IES Jorge Juan me dijo lo bien que se lo pasaba leyendo mi blog, y que cuando me echaba de menos entraba y leía, y así me recordaba… que bonito Marta, ya sabes que te echo muchísimo de menos, para mi fuiste más que una compi, casi una madre que me cuidó y mimó durante mi estancia en el instituto. ¡Cuánta falta me harías este año!!!!! Ayssss bueno ya que me emociono y no tengo tiempo…

 

No pude participar en noviembre, hubiera sido un suicidio, pero este mes de diciembre me propuse hacerlo… Y por poco entro en depresión cuando recibí el reto del mes, pues es muy difícil hacer macarons…

DSC01238

Seguí el recetario de la Thermomix, el cual podeis consultar AQUÍ . Los ingredientes y la receta en si son muy simples, pero pillar el punto de cinta y el calor exacto de horno…. Bien, vamos por partes.

Ingredientes:

80 gr de harina de almendras

130 gr de azúcar glas

10 gr de cacao en polvo

70 gr de claras

20 gr de azúcar

Primero pesamos todos los ingredientes, pero de almendras pesamos unos 150 gramos… ahora veréis por qué…

Una vez pesados nuestros ingredientes empieza la fiesta. Tamizamos la harina de almendras dos veces, deshechando lo que no cuele (lo guardamos para utilizarlo en otro postre). Ahora es cuando pesamos los 80 gr de harina de almendras tamizadas.

la foto 4 (1)-horz

Mezclamos el azúcar glas con el cacao en polvo y tamizamos. Mezclamos con la harina de almendras y tamizamos todo dos veces más.

Con el vaso de la thermomix bien limpio (yo hiervo agua con unas gotas de vinagre en la thermo unos cinco minutos y luego dejo secar y enfriar el vaso. De este modo quitamos todo rastro de grasa y las claras montan perfectamente) montamos las claras siguiendo las instrucciones del recetario:colocamos la mariposa  y vertemos las claras. Programamos 4minutos velocidad tres y medio. A  los dos minutos añadir el azúcar.

DSC01247

Ahora viene un paso esencial: mezclar los ingredientes. Lo haremos con movimientos envolventes hasta que quede en punto de cinta. ¿Y eso qué es?, pues bien sencillo: cuando al levantar la espátula la masa caiga como si fuera un lazo de raso ya estará lista. Pasamos a una manga pastelera y sobre un papel de hornear dibujamos circulitos con la pasta.

Dejamos caer la bandeja un par de veces levantándola uno poco de la mesa de trabajo para que salgan las burbujas y dejamos crear costra. Hay quien dice que a la hora ya está la costra…. yo los tuve que dejar toooooooooda  la noche. ¿Cuándo sabemos que hay costra? pues cuando al tocar el macaron no se queda pegado al dedo.

Introducimos en el horno precalentado 150º y bajamos un poco la temperatura. Hice dos tandas: la primera con ventilador y se me calcinaron… la segunda tanda fue con calor arriba y a abjo, y salieron.

A los cinco minutos abrimos la puerta del horno para dejar escapar el vapor y dejamos unos minutos más. Sacamos del horno y dejamos enfriar. Se supone que deberemos dejar reposar los macarons en un tuper dentro del frigo un día antes de rellenarlos…

Los rellené de nata, pues el ganche no me llegó a salir y no tuve tiempo de más.

Estaban mu ricos, pero merece la pena comprarlos ya hechos.

En esta foto podréis apreciar macarons horneados antes de tiempo(agrietados) y macarons calcinados

DSC01231

 

Y por último mi pequeña pinche probando su primer macaron

DSC01252

Podéis ver el resto de Macarons (que seguro que están mucho mejor que los míos) AQUI

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2016

 

 

 


Logo cabecera desafío

 

Otro día 20 más y otro reto más!!!! Esta vez le tocó desafiar a mi querida Mari Luz de Trasteando en mi cocina, quien propuso un maravilloso París-Brest. Y os preguntaréis, ¿qué es eso?, pues muy sencillo: es un dulce hecho a base de pasta choux con forma de rueda que se puede rellenar de varias maneras. Su origen es muy peculiar, consultando la wikipedia encontramos lo siguiente:

DSC01225

“Recibe su nombre en honor a la carrera de bicicletas que se realizó entre las ciudades de París y Brest en 1891 la cual tenía una longitud de 1,200 kilómetros de recorrido. La forma del pastel representa una rueda de bicicleta. La primera vez que se cocinó uno data del mismo año mencionado anteriormente. Fue idea de Piere Giffard, el cual tenía una aguda afinidad por la “petite reine” (la bicicleta). Giffard era también un pionero del reportaje periodístico moderno, Trabajaba para el diario Parisino el “Petit Journal”.

Un pastelero que presenciaba la carrera desde Maisons-Laffitte (unos arrabales Parisinos), cocinó en honor un pequeño manjar en forma de rueda de bicicleta. Giffard, tras haber visto esto, aplaudió la ocurrencia. La noticia se difundió puesto que Giffard era periodista y toda Francia se asombró con tal novedad. Hoy en día la carrera y el postre van de la mano y se hacen famosos mutuamente, y anualmente se reciben alrededor de 5,000 participantes.”

Aunque aparentemente sencilla, la dificultad de este postre reside en su horneado. Hasta tres intentos he hecho y aun así no me he quedado muy satisfecha con el resultado. Desde aquí agradecer a mis compis de desafío toda la ayuda que me brindaron para su realización.

Sin más dilación paso a explicar su elaboración:

Ingredientes:

Para la masa choux:

160 gr harina de reposteria

250 gr de agua

100 gr de mantequilla

0,5 cucharadita sal

un pellizco de azúcar

4 huevos medianos

Para el relleno:

Nata para montar

esencia de vainilla en gotas

azúcar

DSC01199

Elaboración:

Para realizar la masa choux seguí el recetario de la thermomix: en el vaso verter el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar. Programar 4 minutos 100º velocidad 4. Pasado este tiempo incorporar de golpe la harina (previamente tamizada) y mezclar 15 segundos velocidad 4. Retirar el vaso de la máquina y dejar reposar unos minutos para que temple. Volver a colocar el vaso en la thermomix e ir añadiendo los huevos uno a uno a velocidad 4. Tiene que quedar una masa muy mantecosa y sedosa.

DSC01200

Preparamos una manga pastelera de forma muy casera: en una jarra colocamos la manga pastelera abierta para que nos sea fácil rellenar. Coloqué una pinza justo por encima de la boquilla para que no se me saliera la masa. Una vez volcada toda la masa en la manga cerrar con otra pinza. Este truco tan casero se lo vi por facebook a una compi de desafío, María Teresa del blog Cocina sin problemas.  En una bandeja de horno forrada con papel, hacemos círculos con la masa. Se podría hacer una gran roscón con toda la masa, pero a mi me gustó más la idea de hacer roscas individuales.

DSC01203

Y ahora el gran paso: el horneado. Con el horno previamente calentado a 200º introducimos la bandeja a la altura más baja y horneamos sin ventilador durante 25 minutos. Si es mucha temperatura podemos bajar a 180º pero es muy importante no bajar de esa temperatura ni abrir la puerta antes de los 25 minutos, pues se nos chafarían. Es lo que me pasó la primera vez que lo intenté: los saqué en cuanto estuvieron un poco dorados y se me deshincharon. La cuestión es que es una masa que tiene que secarse, por lo tanto tenemos que hornear a alta temperatura, e incluso una vez transcurrido esos minutos dejar 10 más en el horno con la puerta medio abierta.

DSC01207

 

Una vez que estén fríos partimos por la mitad y rellenamos de nata. Mi truco para que la nata esté espectacular es el siguiente: con el vaso donde vayamos a batirla muy frío (lo introduzco un par de horas en el congelador) vertemos la nata para montar también muy fría, añadimos unas gotas de esencia de vainilla (yo las compro en el Lidl), azúcar al gusto y a batir hasta que coge consistencia. Pasamos la nata a la manga pastelera siguiendo los trucos de antes y rellenamos los roscos.

DSC01208

Para acabar, podemos cubrirlos de azúcar glas o como hace Julia en Julia y sus recetas  con caramelo: en un molde de silicona mezclamos dos cucharadas de agua y tres de azúcar, y metemos al microondas uno o dos minutos. Cuando esté morenito pincelamos los roscos y espolvoreamos con almendras en trocitos. Están riquísimos así!!!!

DSC01220

Os animo a atreveros con este dulce tan sencillo, barato y sobre todo rico, y a que visitéis los demás blogs participantes en el desafío pinchando AQUÍ


Logo cabecera desafío

Ya estamos de vuelta de las “vacaciones”, y comienza un nuevo curso gastronómico en el que seguro que aprendemos muchas recetas interesantes gracias a este maravilloso grupo del Desafío en la Cocina. Este mes es especial, un tanto melancólico pues nuestra querida Mabel, de A Nadie Amarga un Dulce ha dejado el grupo (y esperemos que sea un hasta pronto). Aún recuerdo cuando leí su biografía (pues cuando alguien entra en el grupo se le manda las biografías de todos los componentes para conocernos mejor) y sus motivos para crear el blog me conmovieron. Mabel seguro que a través de tu maravilloso blog has conocido a personas que de algún modo han podido llenar ese hueco, al menos un poquito. Para mí todas y cada una de las bosses y algunas compañeras con las que he tenido más contacto habéis sido muy importantes en estos años de lucha y duelo…

Este mes el Desfío está dedicado a ti Mabel, y consiste en elegir una receta de tu blog y recrearla. Y esta es mi pequeña aportación. Seguro que a tí te quedan mucho más ricas, y es que no le pillo el punto al horno a la hora de hacer galletas…será cuestión de seguir probando ;-)

Si queréis hacer esta receta os aconsejo que visitéis el propio blog de Mabel, pues está muy bien explicado el paso a paso. Lo podéis hacer pinchando  aquí. Éste es un pequeño resumen del paso a paso:

250 gr de harina

50 gr de cacao sin azúcar (el de la marca Valor por ejemplo)

una cucharadita de maicena

una cucharadita de bicarbonato 

una pizca de sal

80 gr de azúcar blanco

80 gr de azúcar moreno

180 gr de mantequilla

un huevo y una yema

extracto de vainilla

200 gr de M&M’S, Lacasitos, trocitos de chocolate… lo que se os ocurra. 

EN LA THERMOMIX:

Ponemos el azúcar, la mantequilla y el extracto de vainilla y programamos 2 minutos velocidad 2. Bajamos con la espátula los restos y volvemos a mezclar 3 minutos velocidad 3. Añadimos los huevos y batimos otros 3 minutos velocidad 3. Añadimos el resto de ingredientes y amasamos 1 minuto velocidad espiga. Envolvemos en papel film y dejamos reposar en nevera durante 20 minutos.

DSC00978

Forramos las bandejas del horno con papel de cocina y vamos formando las galletas. Las decoramos al gusto: con lacasitos, trocitos de chocolate…  Y ahora llega un paso muy importante: hornearlas. La primera tanda seguí las indicaciones de Mabel y se me carbonizaron… y es que ya sabemos que cada horno es un mundo. En el mío son ocho minutos a 100º, pero seguro que en los vuestros la temperatura y tiempo varían, os aconsejo que hagáis pruebas.

Están riquísimas, os las recomiendo. Y antes de acabar la redacción de esta entrada me gustaría describiros las circunstancias en las que he podido redactar esta entrada: son las 5.44 de la mañana de hoy, 20 de septiembre. Llevo despierta desde las 3:25 y ya he puesto dos lavadoras y bañado dos veces a Aurora, que está empachada… Son fiestas de Fallas en Elda y la verdad es que ayer le dimos demasiadas “cochinadas”. La pobre se despertó a las tres vomitando, y así ha seguido hasta ahora. Ahora mismo estamos en el despacho, yo redactando estas líneas y Manu y Aurora pintando universos y galaxias. María duerme ajena a todo el revuelo de esta noche. Nadie dijo que fuera facil tener hijos y seguir con el blog, pero lo intento…

 

20150920_055432

Podéis ver el resto de homenajes pinchando AQUÍ.

Un beso y buenas noches (o días según lo veáis jeejejejeje)


Hace mucho que no actualizo el blog, y es que los que seguís sabéis que últimamente no he pasado por buenos momentos, y con dos criaturas pequeñas las pocas ganas de escribir ya desaparecen. Sin embargo hoy he salido a pasear con mi hija pequeña, mi bebé de casi cinco meses, y he recorrido aquellas calles por las que solía pasear con mi madre de pequeña: la iglesia de Santa Ana, el Mercado Central, la Calle Nueva, Calle Colón… He podido pasear y recordar a mi madre con una sonrisa, reviviendo esos buenos momentos y me he “venido arriba”. He recordado de pronto un libro antiguo de “la Cocinera” que mi madre guardaba como oro en paño y que contenía muchas recetas, entre ellas la de Calamares Rellenos. Desgraciadamente el libro desapareció, pero recuerdo la receta, así que he dirigido mis pasos hacia el Mercadona más cercano y he comprado todo lo necesario para su elaboración:

8 calamares (sí, son muchos para dos personas pero con dos niñas pequeñas el tiempo es más que oro y he preferido hacer de más y congelar para otro día)

5 tomates para rallar

3 huevos duros

un puñado de gambas

una cebolla

una cucharada de pimentón

sal

aceite de oliva

vino blanco

caldo de pescado

perejil

pan rallado

.
la foto (4)

Voy a redactar la receta tal y como la he hecho. Primero damos de mamar al bebé para que esté tranquilo y te deje cocinar un rato. Tras dar de mamar y comprobar que no quiera más procedemos a limpiar a fondo los calamares, picar una cebolla y un ajo. Pelamos unas gambas, ponemos a cocer unos huevos y recibimos con un fuerte abrazo y un gran beso a la bebé mayor de dos añitos que acaba de llegar de la calle. Mientras la niña mayor se entretiene con un avión teledirigido diabólico que yo misma le regalé ayer (uno con muchas lucecitas y la banda sonora de la canción de los “lacasitos”, adjunto enlace para los que añoréis tan bella melodía) el bebé se despierta y empieza a llorar…. Mi querido marido entra en acción y coge al bebé en brazos y Aurora, mi pequeña niña mayor reclama su “mané” (comida en su idioma).

Me hago la tonta y prosigo con la receta. Pongo a pochar la cebolla con un poco de sal, añado un ajo picadito. Cunado la cebolla está dorada añado los tentáculos picaditos y remuevo. Aurora  sigue pidiendo comida así que procedo a calentarle un puré de merluza en el microondas. Conforme me ve llegar con el plato me dice que “NOOOOO, QUIERO YOGURRRR” y se cuelga de la puerta de la nevera exigiendo un yogur. Respiro hondo y le dejo el plato del puré encima de su silla de madera con una cuchara y le digo cual Super Nanny con voz lo más dulce posible (casi rallando lo empalagoso) “cariño entiendo tu frustración, pero ahora tienes que comer el puré. Cuando te lo acabes te doy el yogur”. Mi frase se ve estrangulada, engullida y sepultada por los gritos-lloros de Aurora que exige su yogur, a lo que se le une María exigiendo su teta con más lloros. Dejo a mi querido marido envuelto en lloros y gritos de “yogur yogur” y me dirijo a la cocina. Aparto la sartén del fuego, pelo los huevos duros y los pico. Los añado a la sartén, así como una cucharada de pan rallado y un poco de perejil rallado. Aurora me asalta con gritos de “MANE NOOOOOO QUIERO YOGURRRRRR”, y mi paciencia se agota. Me paso por el forro de…. el manual de la Super Nanny y el libro de mi querido y admirado Carlos Gonzalez, agarro a Auora, la encierro en su cuarto y le digo que cuando se calme la sacaré del cuarto y se comerá el puré. Subo las escaleras (vivo en un duplex) y sigo con la receta. Comienzo a rellenar los calamares y los cierro con un palillo. Manu va de un lado para otro del salón con María en brazos que sigue pidiendo más teta. Cuando acabo de rellenar los calamares bajo a por Aurora, que ya calmada accede a comerse todo el puré (que por cierto le encanta). Cuando se ha acabado todo el puré vuelvo a la teoría de la super nanny y Carlos Gonzalez y le hago la  ola, le doy muchos besos, y le dejo elegir el yogur. Mientras Aurora se come el yogur pico cebolla, la pongo a pochar, lloro como una descosía por la cebolla, rallo tomates a ciegas pues las lágrimas no me dejan ver, Aurora pide hacer “caca”, saltan todas las alarmas, mi marido deja al bebé en el sofá, el bebé se pone a llorar como una loca, yo corro hacia el baño, me lavo la cara para dejar de llorar, aurora ha pasado de pedir “caca” a coger la tablet y tirarla al suelo, el soporte de la tablet se rompe, el bebé llora, mi marido le riñe por haber roto el soporte….. Me dirijo a la cocina, apago los fuegos y le doy teta al bebé hasta que al minuto y medio se duerme. La dejo en el sofá con el chupete puesto y un cojín al lado para simular mi pecho…cuela y sigue durmiendo. Corro hacia la cocina, doro los calamares en una sartén, pocho la cebolla, le añado sal, y una cucharada de harina. Cuando la harina está dorada le añado vino blanco y pimentón. Mientras tanto voy dorando los calamares. Añado caldo de pescado y los calamares dorados, tapo la olla y dejo cocer 30 minutos. María sigue dormida, Aurora está abducida por la tablet, y mi marido desaparece para poder trabajar algo. Con el gallinero en paz decido escribir esta receta como homenaje a mi querida madre y mientras redacto estas líneas Aurora pide pipi, caca, se abraza a mis piernas y me dice “te quiero”, acto seguido se va al sofá y le lanza un cojín a su hermana para despertarla…AHHHHHHHHHHHHHHHHHHH

Y solo puedo decir “bendito caos”


Logo cabecera desafío

Bienvenidos a un reto más. Este mes las bosses nos propusieron un juego que consistía en elegir un dedo e ir intentando resolver pistas…. yo elegí el dedo corazón y sinceramente no acerté ni una. La primera pista dio bastante grima, y es que era la foto de una mano hecha con carne picada, y las uñas eran trocitos de cebolla roja… Otra de las pistas era un mapamundi elaborado con filetes… Algunas de mis compañeras se acercaron bastante a la solución: los cinco dedos eran cinco desafiadoras elegidas de entre las veteranas por las bosses. La mano de carne picada hacía alusión a eso, a carne picada… y el mapamundi hacía referencia a los cinco continentes. Solución: el dedo corazón correspondía a mi desafiadora Carmela, la mano de carne picada hacía alusión a que la receta debía de llevar sí o sí carne picada, y cada dedo hacía referencia a una receta de un continente. Carmela nos propuso hacer unas Gyozas, que son unas empanadas japonesas buenísimas. Tan buenas que hasta mi marido, que es muy clásico para las comidas y no lo sacas del jamón y la paella, repitió.

DSC00966

Es muy sencillo elaborar Gyozas, existen múltiples rellenos y formas de cocinarlas. Os voy a contar cómo las hice yo.

Para el relleno:

Repollo, col, o mejor aún col china

Carne picada de cerdo

ajitos tiernos

sal y pimienta

un poco de vino blanco

un poco de aceite de girasol

un poco de salsa de soja

obleas para empanadillas

DSC00954-horz

Elaboración:

En un bol mezclamos los ingredientes hasta que se quede una masa compacta y pegajosa. Rellenamos las obleas con el relleno, mojamos el borde con agua y cerramos de la siguiente manera:

En una sartén untada con aceite doramos las gyozas por un lateral y añadimos un poco de agua. Cerramos la sartén y dejamos cocinar durante cuatro minutos. Transcurrido este tiempo les damos la vuelta y dejamos dorar por el otro lado.

DSC00957-horz

Son muy fáciles de hacer y quedan estupendas, animaros a probarlas!!!! Podéis ver el resto de retos y recetas AQUÍ

 

 

 


 

Maquetación 1

Este mes estamos de celebración, y es que hace ya tres años que nació este grupo de Desafío en la Cocina. Y como en toda celebración no  puede faltar una deliciosa tarta, este mes Rocío propuso como desafío la realización de una Charlota o Carlota. Al principio pasó por mi cabeza realizar una deliciosa tarta con base de bizcocho de galletas príncipe, cubierto de chocolate y rodeado de kit kats… Pero una de las premisas del reto era nada de kit kats… Así que me puse a indagar y vi que mi idea original no concordaba con el ideal de Charlota, pues en varias fuentes leí que es una tarta fresquita y de sabor ligero (que no de contenido calórico…) Y tras dar vueltas y vueltas a varias recetas y consultar el frigorífico vi un bote de piña en almíbar y pensé que sería buena idea hacer una tarta semifría de piña, forrarla con bizcochitos de soletilla y cubrirla con frutas frescas… Para la elaboración de la base seguí las indicaciones que encontré en el magnifico blog Velocidad Cuchara y para la decoración me inspiré en esta preciosa Charlota de fresas del blog Mis Dulces Joyas.  Y aquí está la elaboración de esta magnífica Charlota de Piña:

DSC00768

Ingredientes:

350 gr de rodajas de piña en su jugo

6 rodajas para la decoración

100 gr de azúcar

500 ml de nata para montar

2 sobres de gelatina neutra

bizcochos de soletilla

frutas variadas

1 sobre de cobertura de tartas (lidl)

DSC00757

Elaboración:

Forramos un molde desmontable de 21 cm con papel film. Mojamos bizcochitos de soletilla en el jugo de la piña y forramos la base. A continuación pulverizamos el azúcar en la thermomix 10 segundos velocidad 5-10 y reservamos. Vertemos en el vaso el jugo de piña y calentamos a 70º durante dos minutos velocidad 1. Añadimos la gelatina en polvo, sacamos y reservamos. Lavamos el vaso y secamos cuidadosamente. Ponemos la mariposa y montamos la nata durante un minuto velocidad tres. Es importante que la nata esté muy fría para que monte bien. Sacamos la nata y reservamos en un bol. Sin lavar el vaso vertemos el azúcar, las rodajas de piña escurridas y mezclamos 15 segundos velocidad 5. Sacamos esta mezcla y la unimos a la anterior con movimientos envolventes. Introducimos la mezcla en el molde y alisamos con la espátula. Añadimos la mezcla del zumo con la gelatina con mucho cuidado de no hacer hoyos, para ello rompemos el chorro con el dorso de una cuchara sopera.

tiracharlota1

Introducimos en el congelador durante toda la noche (o al menos 6 horas). Una vez tenemos nuestra tarta hecha, desmoldamos con mucho cuidado y forramos los bordes con bizcochos de soletilla. Decoramos con fruta fresca al gusto y pincelamos con la cobertura para tartas del lidl. Volvemos a introducir en la nevera un par de horas para que esté todo bien frío y servimos. Está espectacular, super ligera y refrescante. Es una tarta que haré más veces, pues además de rica es preciosa.

tiraeditada2

No podiamos faltar mis hijas y yo soplando la vela del desafío. ¿Quién me iba a decir a mi el año pasado que este habría una personita nueva en mi vida? La vida tiene estas cosas, unos se van y otros aparecen…

DSC00773-vert

 

Nos costó hacer la foto pues Aurora no quería posar, y al final lo hizo. El precioso ramo de rosas fue un regalo de mi marido y mis hijas por el día de la madre, ¿a que es precioso? . No dejéis de ver las interesantísimas proupestas de mis compañeros de desafío AQUÍ.

20150502_165756


Logo cabecera desafío

Bienvenidos a otro nuevo reto!!!! Y esta vez sí que ha sido todo un reto para mi… no porque en casa no nos guste el conejo (nos encanta) sino porque ha sido mi primer reto como madre de dos niñas… Y precisamente hoy hace un mes que nació mi hija María Cristina… un mes ya…

Bueno que me ando por las ramas… Este mes las hermanas Camilni propusieron un reto que para muchas compañeras ha supuesto un verdadero sacrificio: utilizar conejo como quisiéramos. Me ha sorprendido enterarme de que en varias regiones de nuestro país es difícil encontrar carne de conejo, y que se consume escasamente. Yo, como alicantina con raíces murcianas, estoy más que acostumbrada a comer conejo, y en el blog encontrereis muchas recetas en donde el conejo es el ingrediente estrella: conejo frito con tomate, paella de conejo, conejo al horno… Así que en cierto modo sí que ha supuesto un reto buscar una receta original. Hace mucho tiempo vi en la tele a Jamie Oliver cocinar un conejo de forma muy original, y es una adaptación de esta receta la que os presento.

20150415_141216

Para una tapa para dos personas necesitaréis:

Medio conejo troceado

vino blanco

sal, pimienta,

orégano, tomillo

ajos

huevos

harina

pan rallado

Comenzamos guisando el conejo en una olla. Para ello doramos unos ajos en aceite de oliva, añadimos vino blanco, sal, pimienta y tomillo y el conejo. Dejamos cocer a fuego suave durante una hora. Pasado este tiempo pasamos el conejo por harina, huevo y pan rallado con orégano. Freimos en abundante aceite de oliva, y servimos con una rodaja de limón. Está riquísimo!!!!

No dejeís de ver las propuestas de mis compañeras AQUÍ

Nos vemos en el próximo reto que será DULCE


Logo cabecera desafío

El 20 de marzo llegó y con él un nuevo reto dulce propuesto por Rocío del blog Chismes y Cacharros. Desde aqui le mando un beso enorme ;-XXX. Este mes el reto consistía en elaborar un babka… sí, así de pronto me quedé igual que seguramente vosotros: ¿qué es un babka???Pues un pan dulce delicioso. Si buscáis información en wikipedia  encontraréis lo siguiente: “Se trata de un pastel esponjoso con levadura que se prepara tradicionalmente para el domingo de Pascua en Polonia, Lituania, Eslovaquia, Bielorrusia, Ucrania y Rusia Occidental. ”

Para su elaboración navegué por muchos blogs de cocina y conocí algunos realmente interesantes, como por ejemplo el blog El Gato Goloso, en donde encontré una receta realmente apetitosa de babka de chocolate escrita con mucho estilo y humor.

DSC00734

Finalmente me decanté por hacer un babka adaptado a mi circunstancias, y es que a punto de dar a luz a mi segunda hija no quería jugármela con la masa, y más después de leer los comentarios en el foro de mis compañeras. Opté por hacer la masa de brioche que viene en el libro de la thermomix y rellenarla con el chocolate que propone María Lunarillos.

Os dejo el paso a paso de su elaboración y algunos consejos:

MASA BRIOCHE:

90 gr de leche entera a temperatura ambiente

25 gr de levadura de prensada fresca (la que venden en el Mercadona va bien)

4 huevos medianos (unos 200 gr y a temperatura ambiente)

500 gr de harina de fuerza (no hace falta tamizar)

60 gr de azúcar (si queréis darle un toque podéis agregar una cucharadita de azúcar avainillado)

Un pellizco de sal

100 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente en trozos pequeños

 

RELLENO:

110 gr de mantequilla sin sal

100 gr de cobertura de chocolate negro

50 gr de cacao amargo

50 gr de azúcar glas

Un puñado de nueces o almendras (opcional)

 

Vertemos la leche en el vaso y calentamos 30 segundos velocidad 1 a 37º. Añadimos la levadura desmenuzada y mezclamos 10 segundos velocidad 3. Incorporamos (y por éste orden)los huevos, la harina, el azúcar y por último la sal. Mezclamos 30 segundos velociad 6. Es importantísimo seguir éste orden minuciosamente pues si la sal entra encontacto con la levadura LA MATA, y ya han habido casos de ASESINAS DE LEVADURA en el grupo…

Amasamos 3 minutos velocidad espiga y programamos dos minutos más velocidad espiga. Vamos añadiendo poco a poco los trocitos de mantequilla por el bocal. Abrigamos el vaso con paños de cocina y dejamos reposar la masa una hora mínimo. Lo importante es que la masa suba lo suficiente como para que salga por el bocal. En mi caso esperé dos horas, pues hacía frío…

DSC00738

Mientras esperamos a que leve la masa preparamos el relleno. Fundimos la mantequilla a fuego bajo en un cazo. Incorporamos el chocolate en trocitos. Para hacer trocitos pequeños el chocolate de cobertura tengo un truco: aporreo la tableta de chocolate sin destapar con un martillo de madera, de los que se usan para ablandar la carne. Una vez fundido el chocolate añadimos el cacao y el azúcar. Reservamos.

Vamos ahora a rematar la faena. Bajamos la masa con la espátula y amasamos un minuto velocidad espiga. Enharinamos la encimera y vertemos la masa. Es bastante pegajosa, por lo que recomiendo embadurnarse de harina las manos también. Hacemos forma de bola y partimos en dos trozos. Metemos uno de los trozos envueltos en papel film en la nevera. Estiramos con las manos el otro trozo, y nos ayudamos de un rollo de amasar para darle forma rectangular. No dejar demasiado fino pues al llevar mantequilla se nos romperá al enrollarlo. Cubrimos con el chocolate y enrollamos. Introducimos en un molde rectangular, tapamos con un paño de cocina y dejamos levar otra hora. Procedemos a hacer lo mismo con la masa que tenemos reservada en la nevera.

Transcurrida la hora, precalentamos  el horno 190º. Pincelamos los babkas con huevo batido e  introducimos en el horno, bajamos a 150º. Horneamos por espacio de 15-20 minutos (dependerá del horno). Si vemos que se doran muy pronto cubrimos con papel de plata.

Dejamos reposar y obtendremos una merienda deliciosa. El babka que sobre se puede congelar una vez enfriado.

Seguro que os encanta este rico pan dulce. Podéis ver el resto de apetitosas propuestas de mis compañeros AQUÍ

 

 


Hace algún tiempo que ando metida en un grupo de facebook sobre cocinar con Thermomix… y he de confesar que les odio… porque no paran de subir recetas tan apetitosas como esta!!!! y tan calóricas!!!! El otro día la vi y no pude resistirme a probarla.

1655330_10206242374088275_5127969043177667471_o

Los ingredientes son básicos: 

250 gr de galletas rellenas de choco, tipo Príncipe

4 huevos medianos

100 gr de azúcar (las galletas ya son dulces)

200 gr de leche entera

100 gr de aceite de girasol

1 sobre de levadura en polvo

 

Con thermomix: 

Trituramos las galletas 20 segundos velocidad 5-7-10. Bajamos los restos de galletas hacia las cuchillas. Añadimos el resto de ingredientes y mezclamos 20 segundos velocidad 7.

Vertemos en un molde redondo de silicona de 22 cm e introducimos en el microondas durante 10 minutos. Dejamos reposar dentro del microondas 5 minutos y ya tenemos un delicioso bizcocho de choco. Podemos decorar con azúcar glass, cobertura de chocolate, sin nada…

Sin Thermomix

Introducimos las galletas en un bolsa y las golpeamos con una barra de amasar hasta triturarlas, o bien las trituramos en una trituradora. Mezclamos en un bol con el resto de ingredientes y procedemos del mismo modo.

 

Espero que os guste!!!!


Logo cabecera desafío

 

Otro mes más y otro reto más, esta vez propuesto por mi querida Mari Luz de Trasteando en mi Cocina. Cuando leí el correo con la receta del mes me quedé como el emoticono del whatsup, ojiplática: Sarmale, un plato rumano… ¡Socorro!!!! Pensé en esos momentos, pero después leyendo detenidamente el correo y documentándome por internet logré que el pánico desapareciera y diera paso a mi curiosidad culinaria.

El sarmale es una elaboración típica de la comida rumana que se sirve en las grandes celebraciones. Se compone básicamente de un envoltorio formado por hojas de col o vid y un relleno de carne picada con cebolla y algún cereal. Para elaborar mi sarmale he seguido las indicaciones que Sergio da en uno de sus programas “Cocinamos contigo”:

 

Ingredientes para dos personas (unos ocho rollitos)

– Una col

– Cebolla

– Un trozo de pimiento rojo

– Un trozo de pimiento verde

– 200 gr de carne picada (en mi caso mixta)

– Un puñado de arroz

– Salsa de tomate

– Pimienta, sal y pimentón dulce

Lo primero que hacemos es escaldar las hojas de col. Cuanto más exteriores sean las hojas, mejor las podréis escaldar y manipular. Para ello ponemos a calentar agua en una olla y preparamos un bol con cubitos de hielo y agua al lado. Vamos escaldando una a una las hojas de col y enfriando rápidamente en el bol. Tienen que quedar manejables pero no extremadamente blandas. Dejamos escurrir sobre papel absorbente.

IMG_20150216_150051

Mientras tanto vamos preparando el relleno. Lo primero que haremos será sofreír la cebolla en trocitos pequeños, añadid a continuación los pimientos cortados en cubitos y echad sal. Una vez que la verdura esté tierna apartar la sartén del fuego. Mientras el sofrito se enfría, colocamos la carne en un bol y añadimos las especias (sed generosos porque si no se os quedarán sosos). Amasamos y añadimos el sofrito y un puñado de arroz crudo. Lo mezclamos todo muy bien y ya tenemos listo el relleno.

Ahora viene la parte más laboriosa: colocamos una pequeña porción de relleno sobre una hoja de col y doblamos primero la parte gruesa, luego la parte de la punta hacia dentro y por último los laterales. Nos quedará un paquetito muy mono. Llevad cuidado de no llenar mucho los rollitos, pues el arroz se hinchará con la cocción y los saquitos pueden reventar.

En una olla baja hacemos una cama con la salsa de tomate casera diluida en un poco de agua. Colocamos los rollitos encima, tapamos y dejamos cocer a fuego medio unos 40 minutos. Añadir más agua si véis que es necesario.

Yo serví los rollitos con la salsa de tomate y arroz blanco. Están realmente ricos y su sabor sorprende. Os animo de verdad a que lo probéis, pues no os va a dejar indiferente.

Podéis ver el resto de propuestas AQUÍ.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 269 seguidores