septiembre 2014



 

Logo cabecera desafío

 

Ya llegó otro curso “escolar” culinario a nuestro grupo de desafío!!! Y qué mejor modo de comenzar que con esta apetitosa receta  propuesta por Mariluz de Trasteando en mi Cocina: una Boston Cream. La super boss nos dio muchas facilidades pues nos dejó elegir entre múltiples opciones: crepes, cupcakes, tartas… Yo me decanté por unos crepes para compartir con los amigos, pero claro, me emocioné haciendo crema pastelera de más y decidí hacer también una tarta.

DSC00520-horz

Es una receta super sencilla, y utilicé mi queridísima Thermomix para hacerla, lo cual facilitó aún más el trabajo. Para vuestra fiesta de crepes Boston Cream necesitaréis:

Crema pastelera

60 gramos de azúcar (en muchos sitios recomiendan 100 pero queda demasiado dulzón)

Una cucharadita de azúcar vainillado

500 gr de leche entera

Tres huevos

50 gr de  maicena

Salsa de chocolate

150 gr de chocolate para fundir

50 gr de agua

20 gr de mantequilla

Pasta para crepes

250 gr de harina de repostería

500 gr de leche

2 huevos

1 cucharada de aceite de oliva

Un pellizco de sal

Un pellizco de azúcar

DSC00524-horz

Lo primero que elaboré fue la crema pastelera, ya que tiene que enfriarse por completo y lleva su tiempo: ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 7 minutos, 90º, velocidad 4. Vertemos en una fuente de cristal y cubrimos con papel film para que no genere costra. Dejamos enfriar por completo e introducimos en la nevera.

A continuación hice la masa para crepes, pues también requiere reposo: introducimos todos los ingredientes en el vaso y programamos 20 segundos velocidad 4. Dejamos reposar media hora en la nevera mínimo.

DSC00527

Y por último la salsa de choco: introducimos el chocolate en el vaso y lo pulverizamos con el botón turbo. Vertemos el resto de ingredientes y programamos 50º, velocidad 3, 4 minutos. Vertemos en una salsera y lista para usar.

DSC00525

Y con todos los ingredientes listos, así como los amigos y la mesa puesta, procedemos a realizar crepes. El modo en el que los hago es el siguiente: en una sartén echo un pegote de mantequilla, y cuando se ha fundido vierto un poco de masa con un cacito para que las tortas salgan homogéneas. En cuanto se despega les doy la vuelta y a la fuente de servir.

En la mesa, serví por un lado las crepes, por otro la crema pastelera y por otro la salsa  de choco. De este modo cada uno se fue formando sus propias Boston Cream crepes a su gusto.

Y como me sobró muchísima crema pastelera (pues hice dos tandas), me decidí por hacer un bizcocho genovés con la thermomix, lo rellené de crema pastelera y lo cubrí con más salsa de chocolate… Estaba buenísima!!!!

DSC00531

Espero que os hayan gustado mis propuestas, y no dejar de ver las elaboraciones de mis compis AQUÍ. El próximo reto será salado y lo propondrá Rocío

 

Anuncios

Open_Food-220x188

 

Bienvenidos a una nueva etapa de este blog. Han sido muchos los meses que he estado casi desaparecida, tan sólo participando en el reto de mi querido grupo “Desafío en la cocina”, pero realmente no he tenido tiempo ni fuerzas. Muchos ya sabréis que han sido los meses más difíciles de mi vida, en los que he acompañado a mi madre hasta el final. No quiero ahondar en el tema ni convertir esto en una entrada lacrimógena, tan sólo decir que he tenido la suerte de poder disfrutar de mi madre 17 años más, después de que le diagnosticaran un cáncer casi fulminante. Han sido 17 años más que hemos podido pasar junto a ella, y al final el tiempo se ha cobrado su tributo. Pero de lo que estoy segura es de que lo que la vida te quita por un lado te lo da por otro, y es que al mismo tiempo que mi madre fallecía, una nueva vida se anclaba en mis entrañas, y esto es un milagro, un ángel o como lo queramos llamar. Para mí es un reloj que no me deja caer, que me recuerda las semanas que han pasado desde que mi madre no está, y también las semanas que faltan para poder tener en mis brazos esta nueva vida. Y es que sin saberlo, este microser ya ha conseguido cambiar aún más nuestras vidas, forzando un cambio de casa y convirtiendo a mi pequeña Aurori en una hermana mayor.

Y toda esta parrafada era para deciros que he vuelto, con más ganas todavía, a escribir en el blog. Todos los días 20 participaré en el reto Desafío en la Cocina, y todos los días 10 subiré una nueva receta, para seguir compartiendo con vosotros el sabor de la tradición y de lo nuevo. Espero que a partir de ahora volváis a disfrutar con las entradas, y os animéis (como siempre os digo) a probar nuevos platos.

Muchas gracias por seguirme, y por todos vuestros comentarios durante estos meses.