Logo cabecera desafío

El 20 de marzo llegó y con él un nuevo reto dulce propuesto por Rocío del blog Chismes y Cacharros. Desde aqui le mando un beso enorme ;-XXX. Este mes el reto consistía en elaborar un babka… sí, así de pronto me quedé igual que seguramente vosotros: ¿qué es un babka???Pues un pan dulce delicioso. Si buscáis información en wikipedia  encontraréis lo siguiente: “Se trata de un pastel esponjoso con levadura que se prepara tradicionalmente para el domingo de Pascua en Polonia, Lituania, Eslovaquia, Bielorrusia, Ucrania y Rusia Occidental. ”

Para su elaboración navegué por muchos blogs de cocina y conocí algunos realmente interesantes, como por ejemplo el blog El Gato Goloso, en donde encontré una receta realmente apetitosa de babka de chocolate escrita con mucho estilo y humor.

DSC00734

Finalmente me decanté por hacer un babka adaptado a mi circunstancias, y es que a punto de dar a luz a mi segunda hija no quería jugármela con la masa, y más después de leer los comentarios en el foro de mis compañeras. Opté por hacer la masa de brioche que viene en el libro de la thermomix y rellenarla con el chocolate que propone María Lunarillos.

Os dejo el paso a paso de su elaboración y algunos consejos:

MASA BRIOCHE:

90 gr de leche entera a temperatura ambiente

25 gr de levadura de prensada fresca (la que venden en el Mercadona va bien)

4 huevos medianos (unos 200 gr y a temperatura ambiente)

500 gr de harina de fuerza (no hace falta tamizar)

60 gr de azúcar (si queréis darle un toque podéis agregar una cucharadita de azúcar avainillado)

Un pellizco de sal

100 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente en trozos pequeños

 

RELLENO:

110 gr de mantequilla sin sal

100 gr de cobertura de chocolate negro

50 gr de cacao amargo

50 gr de azúcar glas

Un puñado de nueces o almendras (opcional)

 

Vertemos la leche en el vaso y calentamos 30 segundos velocidad 1 a 37º. Añadimos la levadura desmenuzada y mezclamos 10 segundos velocidad 3. Incorporamos (y por éste orden)los huevos, la harina, el azúcar y por último la sal. Mezclamos 30 segundos velociad 6. Es importantísimo seguir éste orden minuciosamente pues si la sal entra encontacto con la levadura LA MATA, y ya han habido casos de ASESINAS DE LEVADURA en el grupo…

Amasamos 3 minutos velocidad espiga y programamos dos minutos más velocidad espiga. Vamos añadiendo poco a poco los trocitos de mantequilla por el bocal. Abrigamos el vaso con paños de cocina y dejamos reposar la masa una hora mínimo. Lo importante es que la masa suba lo suficiente como para que salga por el bocal. En mi caso esperé dos horas, pues hacía frío…

DSC00738

Mientras esperamos a que leve la masa preparamos el relleno. Fundimos la mantequilla a fuego bajo en un cazo. Incorporamos el chocolate en trocitos. Para hacer trocitos pequeños el chocolate de cobertura tengo un truco: aporreo la tableta de chocolate sin destapar con un martillo de madera, de los que se usan para ablandar la carne. Una vez fundido el chocolate añadimos el cacao y el azúcar. Reservamos.

Vamos ahora a rematar la faena. Bajamos la masa con la espátula y amasamos un minuto velocidad espiga. Enharinamos la encimera y vertemos la masa. Es bastante pegajosa, por lo que recomiendo embadurnarse de harina las manos también. Hacemos forma de bola y partimos en dos trozos. Metemos uno de los trozos envueltos en papel film en la nevera. Estiramos con las manos el otro trozo, y nos ayudamos de un rollo de amasar para darle forma rectangular. No dejar demasiado fino pues al llevar mantequilla se nos romperá al enrollarlo. Cubrimos con el chocolate y enrollamos. Introducimos en un molde rectangular, tapamos con un paño de cocina y dejamos levar otra hora. Procedemos a hacer lo mismo con la masa que tenemos reservada en la nevera.

Transcurrida la hora, precalentamos  el horno 190º. Pincelamos los babkas con huevo batido e  introducimos en el horno, bajamos a 150º. Horneamos por espacio de 15-20 minutos (dependerá del horno). Si vemos que se doran muy pronto cubrimos con papel de plata.

Dejamos reposar y obtendremos una merienda deliciosa. El babka que sobre se puede congelar una vez enfriado.

Seguro que os encanta este rico pan dulce. Podéis ver el resto de apetitosas propuestas de mis compañeros AQUÍ