Inauguramos el apartado “Guía Manu-Kris” con un maestro chocolatero de Elda, mi pueblo. Seguramente les sonará, pues fue quien preparó los postres en la boda del prícipe Felipe y doña Leticia. Sí, lo han acertado, se trata de Paco Torreblanca, y su establecimiento sito en la calle José Martínez Gonzalez (o Gran Avenida) Totel.

Siempre me ha llamado la atención este establecimiento, muy bonito, con un gran escaparte y muchas cosas en su interior… el sueño de todo amante del chocolate y la buena mesa. Pues bien, desde hace tiempo tenía echado el ojo a un cartel que cuelga en la puerta: “los miércoles milhojas de crema a 2 €”, así que aprovechando que hoy es miércoles y mi recién adquirido poder de convicción 😉 hemos decidido ir a por la milhojas….

La primera en la frente…. He de recalcar que la tienda tiene un graaaaaaan escaparate, y que la dependienta estaba sola… pues bien, después de estar unos eternos segundos buscando el timbre (es minúsculo y está a la derecha de la puerta) y tocar, la chica nos ha comenzado a hacer gestos desde dentro de la tienda. Vamos, que la puerta no se abría, y en vez de acercarse educada y amablemente a abrirnos (acaso tenía otra cosa que hacer????)  ha intentado por todos los medios que abriéramos la puerta. Al final la chica ha venido con desgana y nos ha abierto, diciéndonos que si nos acercamos tanto a la puerta corredera que ésta no se abre y que sus indicaciones era para que nos echáramos para atrás… Sí, para atrás teníamos que haber echado, pero para no volver.

Una vez dentro, y  tras un primer golpe de vista no hemos sido capaces de encontrar la milhojas del día… así que le he preguntado a la dependienta, quien nos la ha señalado… veréis yo no es que me imaginara una super milhojas gigante, pero esto pues tampoco… y por dos euros menos…

Aquí podéis apreciar el tamaño con una cucharailla de postre al lado para que os hagáis una idea. Mientras la chica envolvía la mini-milhojas o milhojas embrionaria hemos aprovechado para cotillear… Casi ningún artículo muestra el precio, y digamos que preguntar artículo por artículo no es muy agradable.

Llegó el momento de pagar, y aquí viene ya el remate, acabose o como queráis llamarlo… Le entrega la milhojas envuelta en una servilleta de papel  (con el logotipo de Totel, claro) a mi marido y nos quedamos mirando el paquetito. Manu le pregunta si por favor nos puede dar una bolsita y la chica nos enseña una bolsa grande de cartón y nos dice:  “no os doy bolsa porque las que tengo son muy grandes”… Así que como una pava he salido con el pastelito envuelto en una servilleta en la mano paseando por el pueblo…  ¿Cómo es que en una tienda de tan alto postín no tienen mini-bolsitas para llevarte un pastelito, o una cajita de bombones?, si quiero hacer un regalo de un pastelito exclusivo qué hago, ¿lo llevo envuelto en la servilleta y sorprendo así doblemente a la persona?….

Otro detalle que no quiero pasar por alto es que en ningún momento la dependienta nos ofreció  los productos que estaban expuestos en una bandejita para ser catados.  Manu consiguió hacerse con uno de los productos, una teja, que estaba deliciosa. ¿Tan difícil es dar a probar estas muestras a unos clientes que entran por primera vez? Pues de haber sido así, hubiera salido con una bandejita de tejas también, porque estaba deliciosa.

En cuanto a la cata del producto… pues me quedo sin palabras. La masa está crujiente en todas sus capas y la crema tiene un sabor extraordinario, con un recuerdo en boca avainillado. La combinación de ambos elementos te transporta a otra dimensión. Eso sí,  disfruta de cada bocado, porque son pocos….

En resumen: el establecimiento muy bonito situado en una de las calles más importantes de la ciudad, el producto de una gran calidad, el precio un poco alto, y el trato nefasto. Tan fácil como lucir una sonrisa, ser amable y no regatear en bolsa como si de un mercadillo se tratara.

Si alguna vez pasáis por Elda  y queréis probar unas pastas, pasteles o bombones de calidad, a buen precio y con un trato exquisito os recomendamos la pastelería Calderón, sita en la calle Jaime Balmes, enfrente del Jardín de la Concordia.

 

6 comentarios to “Milhojas de crema de Paco Torreblanca”

  1. LOLA Says:

    Ahí es donde quedaremos a tomar unos pastelitos cuando vaya a verte!!! Para mí las milhojas de Torreblanca son una pasada, pero como bien dices, escuetas escuetas y de precio elevado, vamos, lo que viene siendo un capricho. En cuanto al trato pues está claro que a esa dependienta le da exactamente igual hacer clientes nuevos, es más, si no van clientes mejor porque así no trabaja demasiado. Si el negocio tiene una buena gestión durará poco de cara al público creo yo.
    En fin, que ya he estrenado tu sección y me encanta! Te sigo también desde aquí. Besos mil wapa

    1. mamakris Says:

      Muchas gracias Lola!!! Eso está hecho, así lo ves con tus propios ojos. Eso sí, ven un miércoles porque como vengas otro día, los ojos te los sacan con el precio !!! jajjaajajajjaaj

  2. dalia Says:

    Hombre yo creo ke si tuvieran dependientas más agradables, o qué estuvieran acostumbradas a tratar con personas…. Yo creo ke estás personas no sirven ni pa estar en una perrera,( no pretendo ofender a los qué trabajan con animales). Es una pena un comercio de tanto renombre y luego….

    1. mamakris Says:

      Tienes mucha razón Dalia… besos!!!

  3. Marina Says:

    Hola Kris, me dirijo a ti desde pastelería Totel. He leido tu post y se lo he mandado a las dependientas de la tienda para comentar con ellas las grandes mejoras que deben hacer de cara al publico.
    Espero que gracias a tus comentarios cambien de actitud.

    Según nuestras indicaciones, deben poner los pasteles en caja o bandeja, salvo que el cliente quiera tomar el pastel en ese momento y se les da una servilleta y una cucharilla de plástico (en este caso las milhojas no se pueden tomar con cucharilla).

    Respecto al tamaño de los pasteles, nuestra filosofía es de pastelería refinada, al igual que es muy ligera y de sabores bien marcados. Llevamos muchos años con ese formato de pastelería, de todas formas lo bonito de la pastelería es que haya mucha oferta, para que no sea aburrido.
    En pastelería Totel nos gusta innovar y ofrecer productos nuevos.

    Espero que vuelvas a visitarnos, si quieres ver nuestras novedades entra en http://www.torreblanca.net
    Gracias.

    1. mamakris Says:

      Marina muchísimas gracias por tu comentario. En ningún momento he pretendido desprestigiar a Totel y me alegra que hayas entendido el contenido de la reseña. Tienes razón, hay mucha variedad en pastelitos y tartas, y todos ellos de un diseño y una calidad excelentes, por no hablar del famosísimo Panettone (que he tenido el placer de probar), la amplia variedad de turrones y vuestros roscones de reyes. Con una sonrisa y un trato afable se consiguen muchas cosas. Tenéis el nombre (que os habéis ganado con mucho esfuerzo y trabajo), tenéis un local precioso con encanto, tenéis el producto, y sólo (bajo mi experiencia personal) faltó el trato. Una vez más muchas gracias por haber leído, valorado y comentado esta reseña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s