La Guía Manu-Kris



Estamos en plena Semana Santa y es tiempo de degustar las esquiciteces culinarias que la tradición nos ofrece. Hoy os presento mi versión del tradicional plato Garbanzos de Vigilia. Es una receta muy sencilla a la que se le pueden añadir otros componentes como el bacalao. Sin embargo, esta vez vamos a ser totalmente “monacales” y los vamos a cocinar sencillos y austeros (pues hasta nuestros fogones llegan los recortes). Para degustar un manjar como este, tan solo necesitamos:

Medio kilo de garbanzos

Medio kilo de espinacas

Dos dietes de ajo

Dos huevos cocidos

Una rebanada grande de pan

100 mililitros de aceite de oliva

Azafrán

Pimienta

Sal

Imagen

Poner los grabanzos a remojo la víspera. Cuando se vayan a preparar se lavan, se escurren y se ponen en una olla exprés cubiertos de agua y sal. Se cuecen duratne 40 minutos.

Mientras tanto freímos los ajos y la rebanada de pan en aceite de oliva. Se escurren y los machacamos en un mortero junto con las yemas de los huevos cocidos y las hebras de azafrán. Desleímos el majado con un pco de caldo de cocer los garbanzos y lo añadimos a las legumbres.

Lavamos las espinacas y las cocemos en agua hirviendo con sal durante 5 minutos. Escurrimos, picamos y las agregamos a los garbanzos. Tapamos la olla exprés y dejamos cocer a presión durante 10 minutos. Servimos con la clara picadita por encima.

Si lo comemos al día siguiente estará mucho más rico.

Una variante rica rica es servir nuestros garbanzos con un huevo frito

Imagen

Anuncios

¿Se os pasó por alto el cumpleaños de vuestra pareja?, ¿os han invitado a comer, no sabéis qué llevar y sólo disponéis de media hora?, ¿o simplemente os habéis levantado con ganas de “algo dulce”?… Tengo vuestra solución: bizcocho exprés. Es muy sencillo de hacer, sólo se tarda 3 minutos en el microondas y queda muy vistoso.

Tan sólo necesitaréis:

Dos tazas (yo utilicé una transparente y otra opaca)

4 cucharadas soperas de harina

4 cucharadas soperas de azúcar

2 cucharadas de cacao en polvo

1 pizca de sal

1 cucharadita de levadura

Esencia de vainilla (una pizca)

1 huevo

3 cucharadas de leche

3 cucharadas de aceite (de girasol)

En un bol mezclamos los ingredientes secos, y en un plato aparte batimos el huevo con la leche y el aceite. Incorporamos al bol y removemos con unas varillas. Repartimos la mezcla en dos tazas (o en cuatro tacitas de té si queremos raciones más pequeñas) e introducimos en el microondas durante 3 minutos. Sacamos con mucho cuidado y dejamos enfriar.

Llegados a este punto es cuestión de imaginación: podéis emborrachar los bizcochos, o desmoldarlos; acompañarlos con alguna salsa de chocolate o nata… como más os guste.

Esta receta la descubrí en el blog de Morgana. Espero que os guste y hagáis vuestras propias tartitas exprés.