Bueno, parece que después de meses de no parar y de dos mudanzas, al fin he podido conseguir encontrar un hueco para publicar más recetas fuera del circuito del desafío (que para mí es sagrado). Esta vez la necesidad ha agudizado el ingenio y tras rompérseme la placa de inducción y encontarme con unas albóndigas descongeladas, que no pueden vovlerse a congelar, me he dicho…. ¿y ahora quéeeee???? Tengo la thermomix ocupada con la masa del roscón, la placa rota y mi Aurori esperándome en la guarde para comer… De repente ha sido como una rebelacion: un rayo de luz ha iluminado el microondas, y me he dicho, ¿por qué no?, he buscado un para de recetas en internet y he encontrado la misma en varias páginas. Así de simple, y así de sencillo: introducimos las albóndigas en un recipiente apto para micro con tapadera. Regamos con salsa de tomate, tapamos e introducimos en el micro durante 12 minutos. Así de simple, así de rico.

Anuncios