Maquetación 1

El desafío de este mes es especial… y es que poco podía imaginarme yo que aquel mes de agosto navegando por la red encontraría un grupo de gente tan distinta y a la vez tan parecida que poco a poco se convertiría en una gran familia. Entrar a formar parte de este grupo de aficionados a la cocina no sólo me ha permitido conocer@s, aprender de vuestras regiones, de vuestras cocinas… sino que me ha permitido compartir con vosotr@s uno de los momentos más cruciales de mi vida: mi tan ansiado embarazo. Son insuficientes todas las palabras para poder agradeceros el apoyo y el cariño con el que me habéis arropado, vuestros mensajes de ánimo, vuestras llamadas de teléfono, vuestros consejos y palabras de aliento,  y siento mucho no poder estar con vosotr@s el próximo día 25 en Madrid y agradecéroslo en persona… Seguro que a la próxima cita no falto, y esta vez me llevaré a mis dos pinches, los más especiales de mi vida.

mural1

Este mes es el primer aniversario de Desafío en la Cocina, y el reto era la creación de una tarta para celebrarlo. Tal vez mi propuesta no sea muy sofisticada, ni muy elaborada, pero para mí un cumpleaños va unido a una deliciosa tarta de galletas, natillas y chocolate. Esta receta está inspirada en la de María Lunarillos, y la encontré en su blog Pequerecetas.

mural2

Ingredientes:

1 paquete de galletas cuadradas (en este caso de Consum)

Leche para remojar las galletas

Para las natillas:

1 sobre de natillas en polvo

Medio litro de leche entera

Dos cucharadas pequeñas de azúcar

Para el chocolate:

1 bote de nata para montar de 200 ml

1 tableta de chocolate para fundir de 200 gr

Para la decoración:

Chocolate blanco en tableta

Avellanas

Azúcar moreno

Nata para montar

DSC09558-002

Empezaremos la creación de nuestra tarta preparando el molde. Para ello seleccionamos un molde redondo desmontable, y forramos el fondo con papel vegetal para que luego nos sea más fácil sacar la tarta. Embadurnamos el resto del molde con un poco de mantequilla.

Preparamos ahora las natillas y el chocolate. Como personalmente me gustan las natillas espesas, utilizo medio litro de leche en vez de un litro (que es lo que marca la receta del sobre). Desleímos el polvo en medio litro de leche tibia, añadimos el azúcar y removemos a fuego lento hasta que espese. Apartamos del fuego y reservamos.

Para preparar el chocolate llevamos a ebullición la nata, y añadimos el chocolate en trocitos. Mi truco para no “morir” en el intento de hacer la tableta cachitos es aporrearla con un martillo de madera (el que usamos para suavizar la carne) con envoltorio y todo.

DSC09549-001

En un cuenco vamos remojando las galletas y creando capas en el molde alternativamente: una capa de galletas, otra de natillas, otra de galletas, otra de chocolate, y así hasta cubrir el molde por completo. Procuraremos que la última capa sea de chocolate. Metemos en la nevera y dejamos todo un día (o como mínimo una noche) A la hora de desmoldar, pasad un cuchillo por el borde y sacar el aro con mucho cuidado.

Para hacer los adornos de avellanas seguid las instrucciones de María Lunarillos. Los vi en su blog y me enamoré de ellos, y no sólo son bonitos sino que están buenísimos. Para escribir sobre la tarta derretimos el chocolate en el microondas, lo introducimos en una bolsita pequeña, hacemos un agujero pequeño y escribimos sobre la tarta. Como no estoy muy acostumbrada a escribir con chocolate no calculé bien y sólo pude escribir “Felicidad”… Colocad unos corazones de azúcar sobre los puntitos de las íes antes de que el choco se ponga duro, adornad con las avellanas, y sólo falta decorar con la nata montada.

DSC09556-008

Espero que os haya gustado mi propuesta, y que os animéis a descubrir las tartas de mis compañer@s

El próximo reto es secreto… aunque creo que es salado… sorpresa sorpresa, ya se verá…