Logo cabecera desafío

 

Ya estamos a 20!!!!!! y el reto del mes ha llegado. Esta vez le tocó elegir el reto a Maribel, y se decantó por algo que comemos todos los días: PAN. Después de mucho pensar y pensar, se me ocurrió que como homenaje al nombre del blog y a mi estado actual, ¿qué mejor que crear unos bollos preñados????

Me puse manos a la obra e indagué por la red. Los bollos preñados o preñaos son típicos del norte de España, sobre todo de la región asturiana. Esta vez he sido poco original y básicamente he seguido la receta de Rosa, del blog “Las recetas de mi abuela”

Para preparar unos buenos bollos preñados, además de unos cuantos  chorizos bien gordos… necesitaréis:

-Una bandeja de chorizos gordos y frescos (importantísimo que no estén secos y pachurraos, que si no  no pringan bien el bollo)

– Un botellín de sidra (en mi caso, La Asturiana)

– Para la masa madre:

– Un cubito de levadura

– 200 ml de agua tibia

– 150 gr de harina de fuerza

Para la masa:

– 350 gr de harina de fuerza

– 150 ml de agua

– 3 cucharadas de aceite

– tres pizcas de sal

ELABORACIÓN

La noche de antes preparamos la masa madre. Para ellos diluimos el cubito de levadura de panadero en el agua tibia, y añadimos la harina. Removemos bien para quitar los grumos y tapamos con un pañito. A la mañana siguiente habrá doblado su volumen y le añadiremos el agua, el aceite la sal y la mitad de la harina. Removemos y terminamos de añadir harina. Pasamos a la amasadora y dejamos amasar por espacio de diez minutos. Añadimos poco a poco harina hasta que quede una masa manejable con las manos. Le damos forma de bola, tapamos con un paño y dejamos doblar su volumen (mínimo una hora y media). Mientras tanto ponemos los chorizos con la sidra en una cazuela y hervimos durante 20 minutos. De éste modo obtendremos unos apetitosos chorizos a la sidra que se pueden comer tal cual.

DSC09362-001

Hacemos bolitas con la masa e introducimos un trocito de chorizo en cada una. Le podemos dar forma de panecillo redondo y alargado, eso lo dejo al gusto del consumidor. Dejamos levar por espacio de otra hora y ya podremos meter al horno: 200º durante 20 minutos más o menos. Llevad cuidado de que no se dore mucho, pues se quedarán tiesos y no habrá quién les pueda meter un bocao…

Aconsejo consumirlos recién sacaditos del horno, están buenísimos!!!! El chorizo ha ido soltando la grasilla y pringando la miga de pan… todo un pecado para el paladar!!!!

Podeís ver las creaciones de mis compañer@s en el blog del grupo Desafío en la Cocina