Hola!!!! Desde que decidí aprender a hacer tartas, este es el progreso más destacable: crear y pintar una placa de gelatina para decorar cualquier cutre-tarta y hacer que parezca más mona-chic. Puede parecer complicado, pero no lo es en absoluto. El truco está en medir las cantidades exactas con medidores, y tener paciencia…

La idea original la saqué del blog “cocinando con el Alma”, en un tutorial archivado sobre decoración de gelatinas.

En primer lugar necesitamos un diseño (en este caso un Pocoyo) y un molde redondo en donde vamos a cuajar nuestra gelatina. Comprobamos que el diseño cabe en el molde….

Para nuestra placa necesitaremos:

3 tazas de agua

7 cucharadas de gelatina en polvo sin sabor

1 taza de leche condensada

1 ½ de azúcar granulada

1 cucharada de esencia transparente (vainilla, nata, dulce de leche, etc) yo usé agua de azahar.

Preparamos dos boles: uno que se pueda calentar al baño María y otro normal. En mi caso usé uno de metal y otro de plástico. En primer lugar echamos una taza de  agua en el bol de metal y añadimos la gelatina. Dejamos hidratar.  Colocamos el resto del agua en un bol grande y añadimos el azúcar. Agregamos la leche condensada y la esencia. Mezclamos muy bien, llevando cuidado de que no salgan burbujas. Colocamos el tazón de metal al baño maría y removemos para que se disuelva bien la gelatina. También se puede hacer en el microondas. Una vez disuelto, añadimos esta mezcla de gelatina al bol con la mezcla de leche condensada y removemos con una pala, con cuidado de no sacar burbujas.

En el molde redondo que habíamos seleccionado previamente vertemos la mezcla, con cuidado de no sacar burbujas. Para ello hay un truco: pasamos la mezcla de gelatina a una jarrita, y vertemos desde la jarrita muy cerca del fondo del molde. Podemos verter tal cual, o embadurnar un poco el molde con clara de huevo o un poco de aceite de girasol para que no se pegue. La receta original dice que no hace falta este paso, pero a mí se me desquebrajó un poco la placa cuando intenté sacarla, así que os recomiendo que pringuéis un poquito solo las paredes y el fondo del molde.

Introducimos en el frigorífico durante 12 horas, para asegurarnos de que queda bien consistente.

Mañana continuaremos con el “cómo pintar sobre la placa”. HAZ CLIC AQUÍ