Hace unos días he estado veraneando en Guardamar, y cuál  fue mi sorpresa cuando al entrar al pequeño Lidl que hay en el centro del pueblo me he encontrado con HELADERAS SILVERCREST!!!! No me lo podía creer, años esperando este momento… pues como todos sabemos en cuanto estos cacharros llegan al establecimiento vuelan, y es casi imposible conseguir una.

Así que he estado aguardando a que llegara hoy para poder hacer mi primer helado con heladera: el rico helado de VAINILLA, petición de mi amado esposo (no haré comentario alguno a la cara de terror que puso cuando me vio abrazada a una de las heladeras…)

Para nuestro heladito de vainilla necesitaremos:

– Una heladera

– 200 ml de leche entera

– 200 ml de nata para montar

– 2 yemas de huevo

– 50 gr de azúcar

– 2 cucharadas soperas de azúcar invertido (en esta estupenda página está muy bien explicado cómo se hace)

– cucharadita y media de las de café de vainilla molida con azúcar Vahiné.

 

El día de antes, introducimos el tambor de la heladera en el congelador dentro de una bolsa de plástico (es mucho más higiénico y nos evitamos los depósitos de hielo). Procedemos ahora a preparar la masa de helado:

Ponemos a calentar a fuego medio la leche con el azúcar en grano y las cucharaditas de vainilla. En cuanto empiece a hervir apartamos. Montamos la nata con el azúcar invertido y reservamos. Cuando la leche esté templada (unos 10 minutos) añadimos las dos yemas y llevamos a fuego medio sin dejar de dar vueltas. En cuanto empiece a hervir apartamos del fuego y seguimos dando vueltas hasta que temple. En un cuenco vertemos la crema de vainilla e incorporamos la nata montada con movimientos envolventes. Tapamos con film transparente y metemos en la nevera al menos 4 horas.

Transcurrido este tiempo sacamos de la nevera, montamos nuestra heladera, y con la misma en marcha introducimos la crema por el bocal. Dejamos que la maquina trabaje durante media hora o hasta que la crema esté hecha (en mi caso han sido 15 minutos, y el helado estaba tan espeso que la espátula no podía seguir girando)

Es hora de probar nuestro heladito, y para presentarlo dejar volar la imaginación. En esta ocasión lo he servido con una cuchara de chocolate (molde de silicona, chocolate derretido y dos horas de congelador) y un poco de caramelo.

Espero que os guste y seguiré probando nuevas recetas de helado ;-))))