Hoy os traigo una receta 100% casera y natural. Ya no hay excusas para no disfrutar de un heladito este verano, por muy a dieta que estéis. Tampoco necesitaréis heladeras ni thermomixes (ayyyyy Thermomix de mis amores, qué lejos estoy de tenerte…) Para nuestro helado de fresa casero necesitaremos:

200 gr de fresas congeladas

Dos yogures griegos azucarados

Cinco hojitas de hierbabuena

Un congelador

Batimos las fresas congeladas con los yogures griegos y las hojitas de hierbabuena. Vertemos este puré en un recipiente plano y tapamos. Introducimos en el congelador y cada 40 minutos removemos (hacemos esto unas tres veces). Ya tenemos nuestro heladito de fresas!!!!

Ahora sólo tenéis que echarle imaginación y crear vuestras propias copas de helado. Para la de la foto puse un poco de bizcocho en el fondo de la copa, luego el helado por encima y decoré con corazones de azúcar, pero seguro que se os ocurren mil maneras mejores de presentar el helado.