Veranito, playa, sol y un buen mejillón!!!! Son muy fáciles de preparar, muy nutritivos y ahora están en todo su esplendor: precios bajos y mejillones gigantes. Facilísimo para un refrescante aperitivo, pues sólo necesitarás:

–          I kilo de mejillones

–          Vaso y medio de vino blanco

–          Una cebolla

–          Laurel

–          Granos de pimienta

–          Zumo de un limón

Limpiamos los mejillones bajo el grifo del agua, rascando las cáscaras. Desechamos los que estén ya abiertos. Introducimos en una olla con el vino blanco, la cebolla cortada en trozos grandes, tres o cuatro hojas de laurel y unos granos de pimienta. Llevamos a ebullición y vamos retirando los mejillones conforme se vayan abriendo. Quitamos una de las cáscaras y servimos en el plato. Los regamos con el caldo y el zumo del limón, y a comérselos antes de que se enfríen!!!!!

Para beber os recomiendo un vino blanco, tipo Cantarranas, refrescante!!!

Anuncios