Es un dicho que siempre decía mi padre cuando comíamos migas, y es que comer migas con pan, es comida de tontos!!! Las migas es un plato típico de la gastronomía murciana, y como ya he comentado anteriormente, mis padres se criaron en la huerta murcianica, labrando y recolectando. Cuando sobraba pan y se quedaba duro, se ponía en remojo, se escurría y en aceite en donde previamente se había sofreído unos ajos, se freía el pan. Es un acompañamiento típico de las sardinas, y también se suele acompañar de granos de uva, y cómo no, de un buen vino tinto de la tierra.
Os detallo un poco más su elaboración:
Para dos personas:
Media barra de pan duro
4 ajos sin pelar
Aceite de oliva virgen
Sal
Ponemos aceite en una sartén (3 cucharadas más o menos) y sofreímos los ajos sin pelar (se pueden machacar un poco para que suelten más sabor). Sin retirar los ajos, y en el mismo aceite, echamos el pan escurrido, agregamos sal al gusto y removemos hasta que el agua se haya evaporado y las migas queden torradas. Acompañamos de unas sardinas y un buen vino tinto. Es una comida ideal para este veranito.