Dicen que cada región tiene su propia forma de elaborar este delicioso manjar. Yo me atrevería a decir que incluso en cada casa se elabora y sirve de una forma distinta. A continuación os voy a explicar mi receta para el cocido. En esta receta vamos a dejar las pelotas de lado… pero que no cunda el pánico: para el mes que viene os contaré cómo elaboro unas buenas pelotas para el caldo del cocido.

Ingredientes para 4 personas:

Carne:

– 2 muslos de pollo

– 400 gr de ternera

– 200 gr de tocino

– Falda de cordero

– 2 blanquitos

Verdura:

– 300 gr de garbanzos

– 2 puerros

– 1 rama de apio

– 4 o 5 zanahorias

– 4 o 5 patatas

 

Condimentos:

– pimienta al gusto

– sal

– un buen chorro de aceite de oliva virgen

 

Preparamos una olla a presión. Colocamos en el fondo los garbanzos (que habremos puesto a remojo la noche anterior), encima de éstos la carne y terminamos de colocar las patatas y verduras por encima. Llenamos de agua y añadimos pimienta, sal y un buen chorro de aceite de oliva virgen. Cerramos y llevamos a ebullición. Una vez esté hirviendo, bajamos el fuego al 5 (para una placa de vitro de 9 intensidades) y dejamos cocer durante 50 minutos.

 

Pasado este tiempo apagamos el fuego y dejamos escapar todo el vapor condensado. Abrimos la olla y separamos caldo suficiente para hacer los fideos en otra olla. En una fuente vamos colocando las carnes, las patatas y los garbanzos.

Servimos la sopa y colocamos en el centro de la mesa la fuente junto con un botecito de aceite, un salero y un limón. Los comensales se sirven la carne y verduras al gusto, lo pueden aliñar con aceite y sal, o con limón.

Aprovechamiento: Suelo desechar las zanahorias, los puerros y el apio, aunque se pude preparar un puré con estas verduras  añadiendo una o dos patatas. La carne que sobra se puede emplear para preparar croquetas o  elaborar un plato de ropa vieja:

 

En una sartén doramos unos ajos e incorporamos la carne desmigajada. Sofreímos y servimos junto con tostas de pan.