Pan de Calatrava

¿Tenéis una barra de pan más tiesa que la mojama y os da pena tirarla? ¿Habéis intentado cortarla para hacer tostadas y el cuchillo es incapaz de penetrar en su interior? ¿Os habéis preguntado alguna vez de qué está hecho ese pan tan duro y si sería posible utilizar dichas barras para construir casas en vez de ladrillos?… ¿o tal vez tenéis una toña desde hace dos semanas o una bolsa de madalenas duras y no sabéis qué hacer?
Tengo la solución: PAN DE CALATRAVA
Elaborar un pan de calatrava es un buen método de aprovechar las sobras (por eso en todos los bares y restaurantes está siempre presente en los postres). Es muy sencillo de elaborar y los ingredientes no son nada caros (por ahora).
Para elaborar vuestro pan de calatrava necesitaréis:
– 1 litro de leche entera
– 150 gramos de azúcar
– Pan duro, madalenas, bizcocho, lo que tengáis por casa (unos 150 gramos más o menos)
– 50 gramos de almendras en trocitos
– un chorrito de licor (coñac, licor de café)
– canela en rama
– corteza de limón
– 6 huevos

Ponemos a hervir la leche junto con los 150 gramos de azúcar, la ramita de canela y las cortezas de limón previamente lavadas. Se remueve y se deja cocer durante 20 minutos para que la leche quede perfumada. Colamos la leche y dejamos enfriar por completo. Obtendréis de éste modo una riquísima leche merengada que podéis tomar muy fría en verano. Pero ahora nos interesa utilizar esta bebida para la elaboración de nuestro postre.
Introducimos el bizcocho, pan, madalenas en la leche caliente para que se deshagan. Dejamos enfriar. Batimos los 6 huevos hasta que queden espumosos, añadimos un chorrito de licor (esto es opcional) y un puñadito de almendras en trocitos. Mezclamos con la leche y vertemos sobre un molde previamente untado en caramelo líquido.
Precalentamos el horno a 180 grados e introducimos el molde al baño maría. Después de unos 40 o 50 minutos pinchamos el flan con un pincho de cocina, y si sale seco entonces está listo. Si sale untado todavía faltará un poquito.
Dejamos enfriar y envolvemos con papel film. Introducimos en la nevera cuando esté frío y lo dejamos por espacio de al menos un día (si son dos mejor). Transcurrido este tiempo, se desmolda y se sirve. Lo puedes acompañar de nata montada.
Espero que a partir de ahora los panes duros, bizcochos y toñas sobrantes os sirvan para preparar este delicioso postre.

Anuncios