¿Alguna vez habéis abierto el frigorífico y os habéis encontrado con una docena de huevos a punto de caducar y un kilo de zanahorias, sin saber qué hacer con ellos?, pues tengo la solución: un bizcocho de zanahorias. Además de bueno, es muy saludable ya que la zanahoria os ayudará a poneros moren@s y delgadit@s, pues son ricas en vitaminas A y fibra.

Necesitaréis:

– 250 gr de zanahorias (ya peladas)

– 200 gr de harina

– 7 gr de levadura (o dos sobres de glasificante hacendado)

– 125 gr de aceite de oliva (yo uso oliva suave)

– 4 huevos

– 200 gr de azúcar

Empezamos triturando las zanahorias y mezclándolas con el aceite. En un bol batimos los huevos junto con el azúcar hasta que doblen el volumen. Agregamos la masa de zanahorias y mezclamos. A continuación incorporamos la harina y la levadura tamizadas y mezclamos realizando movimientos envolventes para que la masa no baje. Horneamos a 180ºC durante más o menos 30 minutos.

Dejamos enfriar y desmoldamos. Derretimos una tableta de chocolate blanco en el microondas y cubrimos el bizcocho con la pasta resultante. Podemos decorar con perlitas de azúcar plateadas, grageas de azúcar con forma de corazón, virutas de chocolate negro, o lo que se os ocurra.