¿Os habéis preguntado alguna vez cómo se elaboran los rollitos de vino?, ¿si llevan manteca o no?, ¿si engordarán demasiado?, Pues os voy a dar una receta en la que se elaboran sin necesidad de manteca, y que están buenísimos. Sólo necesitaréis los siguientes ingredientes:

1 vaso de aceite de girasol

½ vaso de vino blanco

2 cucharaditas de azúcar

350 o 400 gr de harina

Azúcar glass

Y opcionalmente le podéis añadir 50 gr de manteca de cerdo

Primero calentamos el aceite en el microondas durante 40 segundos. A continuación mezclamos todos los ingredientes en el bol. Encendemos el horno y precalentamos a 180ºC. Pincelamos la placa de horno con mantequilla y cubrimos con una hoja de papel especial para hornos (en cualquier supermercado lo encontrareis, y es muy cómodo porque de este modo no ensuciaréis la placa de horno). Hacemos bolitas con la masa, y le hacemos un agujero en medio, formando rosquitas. Procurad que sean del mismo tamaño para que se horneen al mismo tiempo. Introducimos en el horno de 10 a 15 minutos, sin dejar que se doren, pero comprobando que no están crudas por dentro. Para ello, a los 10 minutos saca una rosquita y pártela. Si el centro está crudo, déjalas otros 5 minutos más. En cuanto las saquéis del horno es importante que las paséis  por azúcar glas, para que se queden bien embadurnadas.   Y ya están listas para tomar. Con esta receta os salen unas tres docenas… así que tenéis rollitos de vino para dar y tomar.

Muchas gracias a Susi por esta receta ;-DDD

Anuncios