Logo cabecera desafío

Una vez más llegó el día 20 y con él el reto del mes. Esta vez le tocó a Mrs Nurse Boss Mari Luz, del blog Trasteando en mi cocina,  elegir el plato dulce, y se decantó por un pastel de calabaza. Al principio no supe cómo darle un toque original al pastel, pues no me inspiraba mucho…. Un pastel de calabaza me recordaba a Halloween, y por lo tanto la decoración a base de fantasmitas de gominolas y arañas de chocolate. Pero tras coincidir mi periodo de reflexión con el día de los enamorados, me dije “¿y por qué no proponemos algo útil para tod@s aquell@s enamorados que reciben calabazas por estas fechas?”, y me puse manos a la obra con mi proyecto social.

DSC09390-008

Para elaborar un pastel de calabaza y conquistar así a tu San Valentín, necesitarás:

Masa Brisa congelada (marca Mercadona en mi caso)

400 gr de calabaza

100 gr de azúcar

3 cucharadas de nata (o leche entera)

Canela

Un par de huevos

DSC09367-001-horz

Espolvoreamos un poco de harina sobre el banco de la cocina y colocamos la placa de masa congelada. Mientras se descongela, asamos la calabaza al vapor. Si no dispones de una olla para asar al vapor, puedes hacerla al horno o hervirla con muy poquita agua. Una vez que la calabaza esté tierna estará lista.

Precalentamos el horno a 180º y vamos al lío: preparamos el puré. Para ello machacamos la calabaza con un tenedor e introducimos en  el recipiente de la batidora. Añadimos 100 gr de azúcar (yo le puse además dos cucharadas de azúcar moreno), tres cucharadas de nata o leche, una pizquita de canela, y un par de huevos. Batimos con mucho cuidado y a velocidad muy baja, pues no queremos incorporarle aire al puré.

Preparamos ahora el molde: untamos con matequilla un molde redondo y cubrimos con papel vegetal. Untamos el papel vegetal con mantequilla también y colocamos con mucho cuidado la pasta brisa. Pinchamos el fondo con un tenedor, y le damos una forma bonita a los bordes (este paso no lo hice, y así me quedó….)

DSC09372-005-horz

Volcamos el puré con cuidado de que no se hagan burbujas, e introducimos en el horno de 35 a 40 minutos. Una vez transcurrido este tiempo, sacamos y dejamos enfriar. Una vez frío, envolvemos en papel film e introducimos en la nevera como mínimo un día. De éste modo se asientan los sabores y texturas.

DSC09389-001

Y sólo queda echarle imaginación y decorar la tarta a nuestro gusto. En este caso le hice unos rosetones de nata, decoré con almendras caramelizadas y fresas. Me quedó cuqui eh????

Si queréis ver las propuestas de mis compis no dejéis de visitar la página de los desafíos.

About these ads