Logo cabecera desafío

Llegó otra vez el día 20 y con él el maravilloso reto del mes: un reto multicultural. Cada boss propuso uno, y a mi me tocó participar  con mi querida Mari Luz con un plato que he tenido la suerte de probar hace algunos años de manos de mi amiga húngara Agi. Se trata de un Goulash, un plato típico de Hungría, y la forma de hacerla la he “españolizado”, como diría nuestro “querido” ministro Wert. En esta ocasión lo he acompañado de Serviettenknödel, que no es ni más ni menos que una forma de aprovechar el pan duro dándole forma de albóndiga larga. He de decir sin embargo que mis amigos hacen este tipo de algóndiga alargada peor luego le dan forma de bolitas del tamaño de guisantes y las añaden al guiso.

La receta es muy simple, sencilla y nutritiva. Para realizar el Goulash sólo hace falta

1 kilo de carne de ternera a trocitos

un buen chorro de aceite de oliva

dos patatas

tres tomates maduros

una cebolla

dos cucharadas de pimentón dulce (si pudiera ser el paprika típico de hungría genial, si no, el de la Vera)

otras dos cucharadas de pimentón picante

un litro de carne de caldo

sal y pimienta 

aurorala foto5

El procedimiento es más sencillo todavía: salpimentamos y enharinamos la carne, la sofreimos en aceite caliente para sellarla y reservamos. En esa misma olla (en mi caso a presión), sofreimos la cebolla y cuando empiece a transparentarse añadimos los tomates pelados y en trocitos. Salpimentamos y añadimos el resto de ingredientes. Tapamos y dejamos hervir por espacio de una hora al 2.

Mientras tanto preparamos el acompañamiento de albondiguilla húngara:

Remojamos unos 200 gramos de pan duro en una mezcla de leche, dos huevos, sal y 50 gramos de mantequilla derretida. Dejamos reposar 15 minutos, añadimos unos 100 gramos de harina, sal y nuez moscada y si os gusta perejil. Con la ayuda de un film transparente le damos forma de super chorizo, lo enrollamos como si fuera un caramelo y lo cocemos al vapor durante 45 minutos. Una vez concluido este tiempo, dejamos enfriar, desenrollamos y servimos en rodajas. También podéis darle forma de bolitas y añadirlas al guiso.

Seguro que esta receta no os dejará indiferentes y querréis repetirla en más de una ocasión. No dejéis de ver las recetas de mis compañeras:  AQUI

 


auroraDSC002105

Ya está aquí el día 20!!!!!!!!!!! Y esta vez el resto propuesto por la Super Boss Mari Luz consistía en… cotillear un blog de una compañera y copiar o inspirarse en una de sus recetas dulces. Y cual fue  mi sorpresa cuando supe que mi blog gemelo era… Delirando en la cocina, de mi querida Iria, con la cual mantengo frecuentes conversaciones en el grupo de Whatsup!!!!! Iriaaaaaaaaaa espero que te guste mi homenaje!!!!!! Aquella misma noche me puse a megacotillear tu blog y me enamoré de las Red Velvets!!!!!!!! Hacía mucho tiempo que quería hacerlas, y aprovechando que se acercaba San Valentín me decidí a hacerlas. Tan solo he variado un poco la receta, inspirándome en la que encontré en un estupendo blog llamado El Dragón de la Fresa, pues me hacía ilusión no usar colorante para su elaboración y probar la remolacha en bizcocho. El resultado es maravilloso, no sólo el color rojo intenso, la textura sino el sabor tan peculiar que tiene. Eso sí, o te encanta (como a mi) o no te gusta nada, con este bizcocho no hay términos medios. Desde aquí mandarles un beso a mis queridos alumnos del First, que fueron mis cobayas ;-))))

auroraDSC002015

Para elaborar un corazón partío de Red Velvet, o unas cupcakes, necesitaréis:

- Un paquete de 500 gr de remolachas cocidas y envasadas

- 250 gr de azúcar

- 270 gr de harina

- 25 gr de cacao puro en polvo

- dos sobres de glasificante Hacendado (uno blanco y uno azul)

- 1 pizca de sal

- 3 huevos

- 150 gr de mantequilla fundida

- 100 ml de buttermilk (a 95 militros de lehe añadimos una cucharada sopera de zumo de limón y esperamos unos minutos)

Los pasos son muy sencillos: mientras calentamos el horno a 200º añadimos el zumo de limón a la leche, pasamos la remolacha por la thermomix o la batidora, añadimos el azúcar, los huevos uno a uno, la mantequilla y la butter milk.

Tamizamos la harina y el cacao, la levadura, añadimos una pizca de sal y mezclamos las dos masas en tres veces.

Bajamos la temperatura del horno a 170º y horneamos durante unos 20 minutos.

Yo utilicé dos tipos de moldes: las típicas cupcakes y un molde con forma de corazón, que luego partí en zig zag

auroraDSC002495

auroraDSC002515

 

Ya sabéis que podéis admirar las creaciones de mis compañeras AQUI


 

auroraDSC002765

Después de meses sin publicar ninguna receta que no fuera del desafío de mi querido grupo culinario, al fin he encontrado un huequecito para poder compartir con vosotros esta receta tan estupenda y de temporada, que se hace en unos pocos minutos y que disfrutaréis en pareja, familia (o en soledad). Para seros sincera, descubrí esta receta haciendo zapping y quedándome embobaba en el Canal Cocina. No os sé decir qué cocinero fue, pero la receta sí que se me quedó grabada a fuego, y es que en mi mente la mezcla de sabores y colores dibujó una sonrisa.

Para realizar este magnífico plato que os quitará las penas, necesitaréis alcachofas, tomates cherry, cebolla, ajos, aceitunas negras sin hueso, salsa de tomate, aceite del bueno y tallarines.

Ponéis a hervir los tallarines (en mi caso eran al huevo, y no los dejé más de 6 minutos). Para la salsa picar una cebolla y pocharla junto con un par de ajos pelados y enteros. Añadir los tomates cherry partidos por la mitad, las aceitunas  y por último unas alcachofas bien peladas y cortadas muy finitas. Probamos de sal y añadimos unas cucharadas de salsa de tomate para darle suntuosidad. Dejamos hacer chup chup unos minutos y mezclamos con la pasta.

Si lo acompañáis de un vino tinto joven es un buen plato para celebrar San Valentín…

Prometo publicar más a menudo, y recetas al menos la mitad de ricas que esta. Animaros a probarla, no os dejará indiferentes.

 

 


Maquetación 1

 

Navidad navidad, “dulce” navidad…. ayyyyyyyyyyyy que fechas más ñoñas… La familia se reúne, los pájaros cantan, las nubes se levantan… Hay armonía y amor por doquier, Montserrat Caballé y Raphael nos dan los buenos días con ese dulce soniquete (nananananaaaaaaaaaa nananaaaaaaaaa), los pelos se me erizan, los polvorones se me atascan en la garganta,  las cigalas me atacan con sus pinzas afiladas, los platos, copas, cuchillos y cucharas nos rodean… nos sitian… el aire se torna irrespirable y cuando piensas que no te cabe nada más… de comida… en el cuerpo, llega el POSTRE!!!!, los licores, el alcohol que nos ayuda a tragarlo todo!!!! y cómo no, mi tronquito navideño especial. Pongámosle un poco de picardía a la vida, a la mesa de navidad y celebremos que estamos vivos después de la bacanal ingesta navideña!!!!!!

164587_492730853160_4876219_n

 

Démosle las gracias a mi querida Rocío de Chismes y Cacharros, por ser la desafiadora del mes y haber propuesto tan rico manjar…

Dejémonos de preliminares y vayamos al grano:

Existen muchas maneras de hacer el tronquito y sus decoraciones, y aunque es muy laborioso de hacer (tres días), el resultado es impresionante. Un día lo dedico sólo a hacer los adornos de chocolate, otro a hornear el bizcocho rellenarlo, y  y el tercero a decorarlo. Os voy a dar la receta del tronco de nata y del tronco de choco, para que tengáis variedad.  Tomad nota y animaros a comeros un tronquito como el mío:

Para la masa:

4 huevos

100 gr de azúcar

100 gr de harina

1 sobre entero de levadura royal

(dos cucharadas soperas de cacao en polvo para hacer el bizcocho del tronco de nata)

Para la cobertura de nata: 

Nata para montar bien fría

Para la cobertura de chocolate:

150 gr de chocolate de cobertura negro (yo utilizo el de la marca Nestlé, por favor, aseguraros de que sea chocolate para fundir…)

2 yemas de huevo

150 ml de leche entera (sí, entera, si ponemos desnatada el resultado no es el mismo…)

125 gr de mantequilla sin sal (la de marca hacendado es genial)

4 cucharadas de azúcar glass

2 cucharadas de ron, o de licor de café.

ELABORACIÓN

Lo primero que elaboro siempre son los adornos de chocolate. Derretimos chocolate negro al baño maría y extendemos una capa gruesa sobre papel de cocina. A continuación derretimos chocolate blanco. Hacemos un cono con papel de cocina, lo rellenamos de chocolate blanco y cortamos la puntita. Dibujamos un enrejado sobre el chocolate negro y con un pincel desdibujamos las líneas. Queda un efecto muy bonito. También podéis rellenar unos moldes de silicona con el choco para hacer figuritas… 

muralb1

Pasemos ahora a la elaboración del tronco. Si queremos cubrirlo de chocolate, primero prepararemos la cobertura. Para ello troceamos el chocolate y lo derretimos a fuego lento. Agregamos las yemas, batiendo, y después la leche. Sin dejar de remover, calentamos hasta que la crema cubra el dorso de una cuchara de madera. Lo tapamos con papel film mientras se enfría. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema esponjosa y pálida. Añadimos el ron o el licor de café e incorporamos a la mezcla de chocolate.

muralb2

Vamos a preparar un almíbar para emborrachar un poquito el bizcocho. Este paso es opcional, depende del gusto de cada persona. En un cazo echamos un vaso de agua, 10 cucharadas de azúcar y unas rodajitas finas de naranjas. Dejamos cocer 10 minutos y colamos. Dejamos enfriar.

muro2

Si lo vamos a cubrir y/o rellenar de nata, es muy sencillo: batimos la nata muy fría en un recipiente también frío, añadimos un poco de maizena para darle consistencia. Dejamos enfriar en la nevera. 

Mientras se enfría un poco la cobertura (y el almíbar), preparamos la masa. Para ello engrasamos una placa de horno con mantequilla, forramos con papel vegetal, y engrasamos también. Con las varillas eléctricas batimos en un cuenco grande los huevos y el azúcar durante 10 minutos, hasta conseguir una crema muy ligera y espumosa. Tamizamos la harina con la levadura y la incorporamos a la mezcla de huevos con una cuchara metálica. Si vamos a cubrir el tronquito con nata, añadimos un poco de cacao en polvo para que se ponga moreno el bizcocho y resalte. Vertemos la pasta en la placa y cocemos el bizcocho en el horno precalentado a 200ºC durante 10 minutos, hasta que esté esponjoso al tacto.

muralb3

Ahora viene un paso muy importante: desmoldar y enrollar la masa. Espolvoreamos una hoja de papel vegetal con un poco de azúcar glasé y la colocamos sobre un paño de cocina humedecido. Ponemos el bizcocho encima, y con cuidado, retiramos el papel con el que habíamos forrado la placa del horno. Empapamos con el almíbar, y extendemos parte de la cobertura con una espátula, o nata si lo queremos relleno de nata. También se podría rellenar de mermelada, lemon curd… Vamos enrollando el bizcocho a lo largo, ayudándonos con el paño. Lo colocamos con la doblez hacia abajo sobre una rejilla de horno y dejamos enfriar por completo. Bañamos ahora con el resto de la cobertura y dejamos enfriar; o cubrimos con nata. Dibujamos la corteza del tronco con el tenedor y espolvoreamos con azúcar glass un poquito para dar un aspecto de escarchado. También podemos recortar los dos bordes y ponerlos a los laterales a modo de rama, o encima del tronco. También podemos decorar con un glaseado de colores. Para ello en un cuenco mezclamos azúcar glass con un poquito de agua y coloreamos. Con un canutillo hecho con papel vegetal realizamos dibujos sobre el tronquito.

mural b4

Espero que hayáis disfrutado leyendo esta receta tanto como yo haciéndola, y no digamos comiéndola jajaja. No dejéis de visitar a mis queridas compis de desafíos, pues sus troncos son espectaculares. Pinchad AQUI

 


Logo cabecera desafío

Sugerente el título verdad? Este mes mi querida boss Mari Luz de Trasteando en mi cocina, nos propuso hacer el cocido típico de nuestras respectivas  tierras, y me pareció una idea maravillosa, pues ya se sabe que en cada casa se hace de una manera, y en cada región más. Y como chica honesta que soy, he de decir que ya tenía la receta subida desde hará un par de años (haced clic AQUI), pero me faltaba por explicar como hacer unas pelotas alicantino-murcianas, pues ya sabéis que aunque soy eldense mis raíces son murcianas. Así que aquí va mi receta, una receta de pelotas:

DSC09809

para degustar unas unas pelotas kris-Style necesitaréis:

750 gr de carne picada, mezcla vacuno y cerdo

perejil

un par de huevos medianos

ajo

pan rallado

piñones

limon

pimienta y sal

mosaico1

 

Picamos el perejil con los ajos pelados, mezclamos todos los ingredientes en un bol y amasamos. Rallamos el limón y añadimos también el zumo. Amasamos otra vez.  Si vemos que se nos quedan secas, añádeles un huevo más, si véis que no os liga, añadid pan rallado. Para darles forma, mojaos las manos en agua y haced las pelotas. Una vez que el cocido esté hecho, separard caldo y coced las pelotas media hora. Están riquísimas!!!!!

mosacio2

 

No dejéis de visitar las delicias regionales de mis compañer@s, seguro que merece la pena!!!!


Logo cabecera desafío

Hola cocinillas!!! Ya llegó el día 20 otra vez y aquí está el reto de octubre propuesto por Maribel: una elaboración con tiramisu. Vale, si, no he sido muy original, mas bien pr… Pero me ha quedado resulton  y exquisito. Seguramente os estaréis preguntando el por que del nombre de la receta, pues bien, la inspiración me vino viendo Top Chef. La semana pasada hicieron elaboraciones trampantojos, y me hizo mucha gracia.

Para elaborar nuestro estro falso capuchino necesitamos:

250 gr de mascarpone

100 gr de azucar

1 huevo

un bote de frutas del bosque en almibar

un café expres

un paquete de vizcochos de soletilla

DSC09745

mezclamos el huevo con el azúcar en la thermomix durante 6 minutos, velocidad 3 y a 37. Grados. Transcurrido este tiempo incorporamos el mascarpone y mezclamos un minuto, velocidad cuchara sin temperatura. Escurrimos las frutas del bosque y dejamos sobre papel de cocina para que absorba el jugo sobrante.

En una taza de capuchino colocamos una primera capa de bizcocho mojado en café, a continuación una capa de crema, encima unas cuantas fresitas o moras, y otra vez una capa de bizcocho. Procederemos de esta manera hasta que rematemos el vaso con una capa de crema y algunas moras por encima.

Ya sabéis que cuanto más días pasen, más rico esta.

No dejar de ver las magnificas propuestas de mis compañeros AQUI.

Nos vemos el próximo día 20


Logo cabecera desafío

Llegó septiembre y con él el desafío propuesto por Carolina… ¿de qué se trata esta vez?, pues de elaborar unas COXINHAS. Si no sabéis loque son, os daré una pista:

Braaaaaaaaaaaaaaaaasssssssssssssiiiiiiiiiiiiiiilllllllllllllllll, la ra la ra la raaaaaaaaaaaaaaaa!!!!! Esta es la canción que me vino a la cabeza en cuanto descubrí que “coxhinas” no son “cochinas”, sino un aperitivo típico de las gastronomías lusa y brasileña, y se pronuncia “cosiñas”, que viene a ser algo así como “muslo”, pues es precisamente a un muslo de pollo a lo que pretenden evocar. Esta receta del reto de septiembre es especial por tres motivos, en primer lugar porque hace exactamente un año que empecé a formar parte de esta gran familia de aficionados y enamorados de la gastronomía, y en este tiempo no sólo he aprendido a cocinar un “solomillo Wellington”, una desastrosa “tarta Dobos”, un tradicional “potaje de vigilia”, etc, sino que he conocido a gente maravillosa de toda España (y parte del extranjero). También es especial porque es la primera vez que participo desde que experimenté la maravillosa experiencia de ser madre… y me di cuenta de que por mucho que intentes hacerte una idea de lo que puede llegar a ser eso, no lo sabes hasta que realmente no lo experimentas, y es que nunca antes había disfrutado tanto de pequeños placeres como tomarme  un café en soledad, una ducha prolongada, o pintarme las uñas de los pies, pues son cosas casi imposibles de hacer con un bebé de teta. Y en tercer lugar quiero dedicar esta receta a Neide, una amiga muy especial con la que compartí piso durante 9 meses, tiempo en el que estuve trabajando en Gandía. Guardo muchos y buenos recuerdos de ese curso escolar, no sólo de mis alumnos, de mis compañeros, sino también de toda la gente que conocí, y de la que guardo un recuerdo muy agradable (qué noche la de aquella noche en la que Neide intentó enseñarme a sambear, y acabamos cantando por Julio Iglesias en un Karaoke clandestino…, sería  una salida nocturna más si no fuera porque “empalmé” con mis clases… y es que ya lo decían mis alumnos “profe qué guapa vas hoy”… qué recuerdos… )

DSC09614

Bueno dejo ya de desvariar y vamos al lío. La elaboración de las Coxinhas es sencilla pero laboriosa, válgame la redundancia. Neceistaremos unos ingredientes muy sencillos y asequibles:

Para el relleno:

-          Una vendeja de verduras para cocido de Mercadona

-          una pechuga de pollo generosa

-          tomate frito

-          una cebolla

-          sal

Para la masa:

-          500 gr de harina

-          100 gr de mantequilla

-          Dos tazas de leche

-          Dos tazas de caldo de pollo

-          Una cucharada de colorante

-          Aceite de oliva

Para la salsa

- Cuatro cucharadas de ketchup

- Cuatro cucharadas de salsa HP

- unas gotas de tabasco

Primero preparamos un caldito con las verduras, la pechuga del pollo y la carcasa del mismo. Lo introducimos todo en la olla exprés, cubrimos con agua, añadimos una pizca de sal, pimienta y un chorrito de aceite. Dejamos cocer durante 20 minutos y tendremos la pechuga cocida y un caldo espectacular. Mientras la pechuga está caliente, desmenuzamos con la ayuda de dos tenedores, tenemos que sacar hebras o hilos. Una vez hecho esto, pochamos la cebolla en la sartén, añadimos la pechuga con un poquito de caldo, damos unas vueltas y añadimos el tomate frito. Tiene que quedar una consistencia más bien compacta, no muy líquida.

Vamos ahora con la elaboración de la masa. Ponemos la mantequilla en una olla baja, añadimos la leche y el caldo de pollo, y un poco de colorante. Llevamos al fuego y cuando hierva añadimos la harina. Removemos bien (en mi caso, con un robot de amasar, pues la masa es realmente dura). Dejamos enfriar un poco y sacamos bolitas del tamaño de una pelota de golf. Nos mojamos las manos en aceite de oliva, y hacemos un agujero en el centro de la bola mientras vamos dándole vueltas en nuestras manos, para crear un saquito. Rellenamos con el sofrito de pollo y cerramos delicadamente dándole forma de muslito. Una vez que tengamos todas las coxinhas formadas, rebozamos en huevo  y pan rallado, y a la sartén con el aceite bien calentito. Ya tenemos nuestras coxinhas preparadas, ahora sólo queda disfrutarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

La salsa fue una invención del momento. Como ya he comentado, hacer cosas con un bebé de pecho es toda una odisea, y no me quedaba tiempo para buscar alguna receta de salsa que le fuera bien a las coxinhas. Así que abrí la nevera, saqué el ketchup, la salsa HP y el tabasco, lo añadí todo en un cuenco, le di vueltas y VOILA!!!! una salsa clavadita a la que venden en el McDonalds para acompañar los nuggets.

Espero que os animeis a probar esta receta, o que al menos hagáis la mezcla de la salsa barbacoa, vais a alucinar.

DSC09623

 

Podéis ver las creaciones de mis compis haciendo clic AQUÍ


FOTOAURORA

 

Hola a tod@s!!!! He estado un tiempo desconectada del blog, y no he podido participar en el último reto del grupo Desafío en la Cocina… y he aquí mi bello motivo: la pequeña Aurora decidió adelantar su llegada a este mundo 6 semanas, y desde el 7 de junio que ingresé en el hospital con bolsa rota, hasta el pasado jueves hemos estado viviendo literalmente en el hospital. Pero ahora ya estamos todos en casa y acoplándonos a los nuevos horarios dictados por nuestra pequeña. Este mes retomo mi actividad en el blog, pues además de madre (como suena esto dios) soy persona, y necesito encontrar mi pequeño refugio de paz interior en la cocina.

En breve publicaré más recetas…. ahora mi pequeña llorona me reclama…

 


Maquetación 1

El desafío de este mes es especial… y es que poco podía imaginarme yo que aquel mes de agosto navegando por la red encontraría un grupo de gente tan distinta y a la vez tan parecida que poco a poco se convertiría en una gran familia. Entrar a formar parte de este grupo de aficionados a la cocina no sólo me ha permitido conocer@s, aprender de vuestras regiones, de vuestras cocinas… sino que me ha permitido compartir con vosotr@s uno de los momentos más cruciales de mi vida: mi tan ansiado embarazo. Son insuficientes todas las palabras para poder agradeceros el apoyo y el cariño con el que me habéis arropado, vuestros mensajes de ánimo, vuestras llamadas de teléfono, vuestros consejos y palabras de aliento,  y siento mucho no poder estar con vosotr@s el próximo día 25 en Madrid y agradecéroslo en persona… Seguro que a la próxima cita no falto, y esta vez me llevaré a mis dos pinches, los más especiales de mi vida.

mural1

Este mes es el primer aniversario de Desafío en la Cocina, y el reto era la creación de una tarta para celebrarlo. Tal vez mi propuesta no sea muy sofisticada, ni muy elaborada, pero para mí un cumpleaños va unido a una deliciosa tarta de galletas, natillas y chocolate. Esta receta está inspirada en la de María Lunarillos, y la encontré en su blog Pequerecetas.

mural2

Ingredientes:

1 paquete de galletas cuadradas (en este caso de Consum)

Leche para remojar las galletas

Para las natillas:

1 sobre de natillas en polvo

Medio litro de leche entera

Dos cucharadas pequeñas de azúcar

Para el chocolate:

1 bote de nata para montar de 200 ml

1 tableta de chocolate para fundir de 200 gr

Para la decoración:

Chocolate blanco en tableta

Avellanas

Azúcar moreno

Nata para montar

DSC09558-002

Empezaremos la creación de nuestra tarta preparando el molde. Para ello seleccionamos un molde redondo desmontable, y forramos el fondo con papel vegetal para que luego nos sea más fácil sacar la tarta. Embadurnamos el resto del molde con un poco de mantequilla.

Preparamos ahora las natillas y el chocolate. Como personalmente me gustan las natillas espesas, utilizo medio litro de leche en vez de un litro (que es lo que marca la receta del sobre). Desleímos el polvo en medio litro de leche tibia, añadimos el azúcar y removemos a fuego lento hasta que espese. Apartamos del fuego y reservamos.

Para preparar el chocolate llevamos a ebullición la nata, y añadimos el chocolate en trocitos. Mi truco para no “morir” en el intento de hacer la tableta cachitos es aporrearla con un martillo de madera (el que usamos para suavizar la carne) con envoltorio y todo.

DSC09549-001

En un cuenco vamos remojando las galletas y creando capas en el molde alternativamente: una capa de galletas, otra de natillas, otra de galletas, otra de chocolate, y así hasta cubrir el molde por completo. Procuraremos que la última capa sea de chocolate. Metemos en la nevera y dejamos todo un día (o como mínimo una noche) A la hora de desmoldar, pasad un cuchillo por el borde y sacar el aro con mucho cuidado.

Para hacer los adornos de avellanas seguid las instrucciones de María Lunarillos. Los vi en su blog y me enamoré de ellos, y no sólo son bonitos sino que están buenísimos. Para escribir sobre la tarta derretimos el chocolate en el microondas, lo introducimos en una bolsita pequeña, hacemos un agujero pequeño y escribimos sobre la tarta. Como no estoy muy acostumbrada a escribir con chocolate no calculé bien y sólo pude escribir “Felicidad”… Colocad unos corazones de azúcar sobre los puntitos de las íes antes de que el choco se ponga duro, adornad con las avellanas, y sólo falta decorar con la nata montada.

DSC09556-008

Espero que os haya gustado mi propuesta, y que os animéis a descubrir las tartas de mis compañer@s

El próximo reto es secreto… aunque creo que es salado… sorpresa sorpresa, ya se verá…


Logo cabecera desafío

Hola cocinillas!!! Otra vez llegó el día 20 y con él el reto del mes: Tarta Dobos, propuesta de las queridísimas hermanas Carmilni. He de reconocer que éste es el primer reto que considero no superado, pues la crema me quedó con un sabor un tanto terroso y un poco dura, y eso que los bizcochitos en sí me salieron muy esponjosos y buenos. Aprenderé de mis errores y me fijaré en las propuestas de mis compañer@s.

Hablemos un poco de la historia de esta tarta. De origen húngaro, fue ideada por el famoso pastelero Jozsef C. Dobos en 1884. Se trata de un pastel de cinco capas, rellenas de crema de chocolate y cubierta de caramelo.

DSC09461-004

Para la elaboración de la tarta he consultado el libro “Chocolate” de Parragon Books. He intentado ir sobre seguro, pero aun así no estoy satisfecha con el resultado final. Para elaborar esta tarta dobos necesitarás:

4 huevos

150 gr azúcar lustre

1 cucharada de esencia de vainilla

150 gr de harina

Para el relleno:

175 gr de chocolate negro

175 gr de mantequilla sin sal

2 cucharadas de leche

350 gr de azúcar glasé

Para el caramelo

100 gr de azúcar granulado

Batimos los huevos con el azúcar granulado durante 10 minutos, hasta que obtenemos una crema espumosa y blanquecina. Añadimos la esencia de vainilla e incorpramos la harina tamizada.

Cubrimos cinco moldes de 18 cm con esta masa e introducimos en el horno precalentado a 200º durante 8 minutos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Derretimos el chocolate al baño maría y dejamos entibiar. Mientras tanto batimos la mantequilla, la leche y el azúcar glass. Añadimos el chocolate y mezclamos con movimientos envolventes.

Con esta crema vamos untando los bizcochos y formando capas. Dejamos un último bizcocho a parte y embadurnamos bien el borde de la tarta. Sobre éste último bizcocho vertemos el caramelo, que habremos elaborado calentando el azúcar a fuego lento hasta que tenga un color rubio. Con la manga pastelera realizamos decoraciones por el lateral, y ya tenemos lista nuestra tarta dobos.

Un consejo: NO METER EN LA NEVERA, la cobertura de chocolate se quedará como un pedrolo y podrás usar tu tarta dobos como arma arrojadiza…

Os animo y aconsejo que visitéis las páginas de mis compañer@s, pues seguramente ell@s tengan propuestas mucho más apetitosas que esta tarta dobos de cartón piedra…

DSC09474-006

Hasta el próximo desafío!!!!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 195 seguidores